martes, 20 de noviembre de 2012

The Sunday Tale: La intención del otoño

Amanecía un nuevo domingo y ella en él, con el ánimo apacible y satisfecho, la ilusión intacta y la emoción buena, a pesar del profundo silencio de la casa y de la inmensidad del otro lado de la cama… vacío.

Se levantó con inusual pausa, la que sólo puede uno permitirse en día de fiesta, y sonrió a su reflejo en el espejo devolviéndole éste de ese modo otra sonrisa, otro presagio de buenos días; y es que no habría ya en su vida más que buenos días… se había prohibido dedicar un segundo de su tiempo a los días dolorosos, mediocres o insufribles para prohibirse así cualquier humor que no fuese el bueno.

Continúa aquí

1 comentario:

  1. Que buen fragmento, bellas palabras, muy agradable leer algo así.
    Ahora te sigo, me gustaria que siguieras y apoyaras mis bloggs. TE QUEDARIA MUY AGRADECIDO, Apoyalos!!!!!

    trastornoylesioncerebralsobreconducta.blogspot.com

    tramasocialenlamente.blogspot.com

    Te invito a que dejes tus comentarios. saludos !!!!! :) y muchos dias positivos de ahora en adelante para ti.

    ResponderEliminar