sábado, 10 de noviembre de 2012

El primer relato de una marca

... Claro que una marca no es un saco desordenado de relatos, existe uno, el primero y esencial, que es el hilo conductor de tantos relatos como queramos ir elaborando después: cada producto, colección, campaña… puede ser un relato diferente pero ha de estar siempre perfectamente integrado en el relato troncal que es la identidad de nuestra marca; por eso es siempre recomendable dedicar tiempo a pensar cómo queremos contar nuestra marca, es nuestro relato primero y apenas cambia en el tiempo, va, eso sí, creciendo y evolucionando.

Pensemos, por ejemplo, en una maison de perfumería francesa, Lubin: su origen, los principios del joven Lubin, su pequeña tienda de pañuelos perfumados y el favor que le brindó la corte de la Emperatriz Josefina… todo ello es más que la historia de una firma de perfumes, es su relato primero, su esencia y, sobre ella, tantos relatos como perfumes porque cada uno de ellos tiene su propia historia relatada en aromas, en palabras y en imágenes, también en notas musicales…

Continua aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario