domingo, 13 de noviembre de 2011

Pienso ... mientras espero ...

Pensaba, mientras esperaba, cuando no eras más que un montón de células bien avenidas ... y ahora, camino de tus 4 años, sigo pensando mientras espero ... porque hay siempre un algo de espera en verte crecer y aprender ... un observarte y esperar el momento justo para encender cada luz, abrir cada ventana, cruzar cada puerta ...

Y hoy pienso ... y tomo mis notas mentales para no olvidar mañana, cuando hoy sea pasado y tú seas otro, lo pensado ...

 Imagen: A perfect world


Pienso y me alecciono - no equivocar las preguntas - me digo - borrar de la lista "¿qué quieres ser de mayor?" - porque ... qué sabes tú!, verdad? Y es que hay preguntas que nublan, enturbian ... y no ha de ser ese mi papel en tu vida, sino más bien el contrario, dar luz ... y por eso te miro y observo cada día ... y voy viendo crecer tus habilidades y saltar como champiñones tus torpezas ... y voy viendo también el brillo en tus ojos ante unos juegos y tareas y el hastío, hasta las lágrimas a veces, ante otras ... Y cambio la pregunta ... y me la apunto para no olvidarla ... "a tí, cariño, de verdad, de verdad ... ¿qué es lo que se te da mejor?" a ver si sé cómo y cuándo hacértela ... para que te mires y te pienses ... y luego te regalaré una que seguro responderás más rápido ... "qué es lo que más te gusta?" 

Y así, cuando alguien te pregunte "¿qué quieres ser de mayor?" tú responderás, que los quieros son para otras cosas, que a lo que te vas a dedicar cuando seas mayor será ....... vaya usted a saber qué ... pero algo que ha de nacer de las preguntas buenas ... de conocer tus habilidades y pasiones ... con esos mimbres construirás el cesto de tu futuro ...

Pienso más cosas, no creas, mientras Pocoyó me salva un rato ... y pone una tregua en una tarde de domingo enfadada, gruñona, revoltosa ...

Pienso en una afirmación mala, vestida de advertencia y perfumada de amenaza ... "el futuro es muy difícil" ... así que estudia, madura, sé serio, compite ... que el futuro es muy difícil ... ¿de conquistar? ... ya me siento como en las cruzadas ... y a morir por Dios. Algún día tendré que decirte que el futuro no existe, que no es fácil, ni difícil ... que hay que construirlo y se construye desde hoy ... y no lo construyes tú solo, es un trabajo conjunto ...
Y eso me lleva a pensar otra cosa ... el entorno ... el mundo en el que vives, es el que es y como es ... pero ¡ay el contorno! ese trocito del mundo que no solo te rodea ... te abraza y acaricia, te mima y te excita, te enloquece y emociona, te ilusiona, te anima ... te amarga, te apaga, te hunde, te mata ... No importa si te rodeas de guapos o feos, de listos o torpes, de ingenieros o picapedreros ... importan los deseos y los anhelos, los sueños y los empeños, importan mucho las risas y las sonrisas ... porque la vida no es bella ni fea, corta ni larga ... la vida es ... es un tiempo para ser feliz.

3 comentarios:

  1. Pues que bien dicho y qué manera tan generosa y pausada de enseñar a alguien que lo importante es saber qué posees y cómo disfrutar creciendo y haciendo lo que mejor se te dé.

    De tus cuentos a tu vuelta al mundo, un recorrido inspirador que invita ia reflexionar y a conocer pequeños universos llenos de recovecos que merecen la pena pararse a observar.

    Victoria

    ResponderEliminar
  2. Lo descubrirás muy pronto ... nada hay más inspirador y emocionante que mirar a tu peque, observalo ... ver como se va convirtiendo en una personita de día en día ...

    Muchas, muchísmas gracias por tu cariño y tus lecturas.

    Un abrazo
    Berta

    ResponderEliminar
  3. Berta,
    simplemente que bonito!!!!
    Bego
    @bego48

    ResponderEliminar