martes, 20 de septiembre de 2011

Divide y Vencerás

Divide y Vencerás ... Célebre frase de Julio César, militar y político romano ... fijaos si hace tiempo que sabemos que la unión hace la fuerza ... pero un bledo nos importa, aquí seguimos, dejándonos dividir.

Me pasmo ante la retórica de andar por casa de nuestros políticos, ya no llegan ni a Quintiliano, se quedan con la retórica de guerrilla y se limitan al combate; y lo más lamentable de todo no es eso ... es que nos tragamos doblada su mediocridad, su mal hacer ...

Cada vez que los políticos hablan de "los ricos" y "los pobres", cada vez que nombran "España" y "la región de turno", siempre que aluden a "los españoles" y "los emigrantes", "los empresarios" y "los trabajadores", "lo público" y "lo privado" ... juegan a dividir, a dividirnos ... y a ganar ellos; a ganar el poder, que es al fin y al cabo lo que buscan, o todo lo más perderlo temporalmente ... PP y PSOE saben que cuando pierden ganan, sólo es cuestión de dejar que pase el tiempo y lleguen las elecciones, antes o después, recuperan el poder perdido ... para volverlo a perder ... Y los partidos minoritarios según sople el aire así van o vienen ... 


Ya está bien de dejarnos etiquetar ... usted es clase obrera, usted clase media, usted es rico, usted empresario ... somos en primer lugar personas y en segundo lugar somos lo que somos por las circunstancias familiares y el entorno en que hemos crecido y, a partir de ahí, se acabaron las excusas ... somos lo que somos por lo que hacemos y dejamos de hacer. Y no, no somos etiquetables. Un buen ejemplo: en este país la mayor parte de los empresarios son emprendedores, autónomos, pequeños empresarios ... y la mayor parte de los trabajadores lo son en pymes ... Conclusión: si queremos etiquetarlos a todos necesitamos una nueva clase "los trabajadores empresarios" ... y una más "los trabajadores que no trabajan para supuestos empresarios explotadores, sino para trabajadores empresarios". Absurdo.

Imagen: blog El Chiste de Mel. El chiste va de empresarios y trabajadores ... 
pero lo mismo podría ir de políticos y ciudadanos ...

La actual retórica desplegada sin pudor alguno por los políticos que aspiran a hacer como que gestionan, se basa en polarizarlo todo, el discurso cutre y manipulado de los rojos y los grises basado en la guerra civil ha calado más allá de la dermis y ahora cualquier polémica que surge se analiza y presenta bajo esa misma polaridad: el último ejemplo el debate sobre educación: educación privada versus educación pública y lapidación de la concertada.
En primer lugar creo que una educación pública de calidad es vital para un país porque, perdoname la simpleza, pero un país de borricos lo único que puede hacer es cocear y rebuznar. El objetivo y fin del sistema educativo es aportar a los niños herramientas y conocimientos básicos para que sobre ellos, y ya en función de sus capacidades y el uso que hagan de ellas, puedan edificar su futuro. No defenderé, ni un poco siquiera, el sistema educativo actual, es tan mediocre y están tan mal enfocado como los gestores que lo parieron en su día ... pero eso es ya tema de otro post ...

Ahora bien ¿por qué defender la educación pública tiene que convertirse en un ataque a la educación privada y concertada? 

No caben aquí razones económicas, unos padres que deciden educar a sus hijos en un colegio privado lo hacen porque piensan que es lo mejor para sus hijos y lo pagan, sin más. Y decir que "lo pagan porque pueden" es de nuevo ir a la explicación fácil y perezosa: todos conocemos casos de padres que pueden pagar esos colegios y no lo hacen y padres que no sabe uno ni como lo hacen, pero los pagan.

Luego está el espinoso asunto de los colegios concertados, para evitar que volvamos al dichoso parné y sin ánimo de entrar en debates, el importe total que el Estado aporta para la educación de un niño en un colegio público es considerablemente mayor al que aporta por el mismo concepto en un colegio concertado ... además del hecho de que si existen colegios concertados y subvenciones de guardería (que funcionan de forma parecida) es porque no existen plazas públicas suficientes para cubrir las necesidades que tenemos, entiéndase, que no hay plazas públicas para todos los niños.

Rechazados los temas económicos ... ¿cuál es el problema? el de siempre ... la polarización de las cosas ... y la falta de respeto a la libertad individual ... Educación Pública de calidad SÍ, Libertad para decidir en qué tipo de centro y bajo que ideario se educa mi hijo También.

Mientras nos peleamos, divididos por discursos político-retóricos retorcidos y manipulados, nos acabamos tragando las necesidades de recortar en sanidad y educación porque no hay dinero ... muy bien, acepto pulpo como animal de compañía ... hay que recortar ... pero no dónde los cuatro iluminados de turno digan ... ¿podría alguien resumir la partida de gastos del Estado? porque el caso es que estoy segura de que en esa partida hay gastos que muchos recortaríamos con mucho menos dolor que los de educación y sanidad ... me vienen a la cabeza las subvenciones a partidos políticos y sindicatos, por ejemplo ¿por qué no reducimos esas partidas? también se me ocurre pensar en la propia estructura del Estado y su funcionamiento porque estoy convencida que es también recortable u optimizable... ¿seguimos? estoy por publicar un anuncio por palabras:

"Se busca político con sentido común y criterio, que sepa rodearse de gente brillante con capacidad de re-estructurar la administración pública en España recortando gastos prescindibles manteniendo los imprescindibles" y no, la educación y la sanidad no son prescindibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario