domingo, 26 de junio de 2011

Bibiana Aído, a la ONU ... noticia del mes y trending topic

A Bibiana Aído no parece irle mal la vida, como a ella le ocurre a otros pero de quien más se habla es de ella ... e inevitablemente surge la pregunta ¿por qué?

No creo estar descubriendo nada si digo que seguimos siendo una sociedad machista, porque la igualdad no se implanta a base de leyes y ministerios, es un asunto cultural que evoluciona con la ayuda y empuje de la educación; en España hemos evolucionado mucho pero queda todavía camino aunque, insisto, no creo que sea un camino que se vaya a recorrer a base de leyes ni ministerios ...

Dicho esto queda respondida la pregunta, no es Bibiana Aído el único político con el sanbenito de haber ostentado cargos para los que no reunía los méritos mínimos necesarios pero ese pecado, siendo mujer en una sociedad con todavía prejuicios machistas, hace que de más que hablar que otros.

Hasta aquí el asunto no parece merecer mucho más comentario ... pero es que viendo cómo la critican los que la critican y cómo la defienden los que la defienden ... se me ocurre alguna otra cosa que decir:

Quienes la critican basando su crítica en el hecho de ser mujer o tener padrino demuestran poca inteligencia ... o mucha, según a quien estén dirigiendo su discurso, claro.

Luego están quienes la critican por la falta de méritos y/o preparación, por su mediocridad ... mientras sean críticas basadas en hechos (currículum, resultados obtenidos en los puestos desempeñados...) nada que objetar, los políticos deben estar siempre sujetos a la crítica de las sociedades en las que ejercen su labor.

Y frente a todos estos críticos tenemos a quienes la defienden ... y la defienden diciendo que se la critica por ser mujer ... Bien, si quienes la defienden el mejor argumento que pueden esgrimir para defenderla es que es criticada por ser mujer, si ellos no encuentran argumentos objetivos y de más peso ... están siendo más críticos con ella que quienes la critican abiertamente.

Dejémonos de demagogia barata, de tomaduras de pelo y, sobre todo, que no nos hagan comulgar con ruedas de molino: ¿se la critica con más dureza por ser mujer? sí, suele ocurrir en todos los entornos laborales; y no os digo nada si hablamos de madres además de mujeres. No es peor política que otros compañeros de profesión, probable, y lamentablemente, no, pero lo peor no debe justificar nunca lo malo, en ese caso lo criticable no son las críticas a Bibiana Aído, valga la redundancia, sino la falta de críticas al resto de mediocres compañeros suyos que también han medrado más de lo que corresponde a sus méritos sin que tengamos muy claro cómo ni por qué.


Y para cerrar este pequeño rebote a modo de reflexión, quiero recordar algo que he defendido en varias ocasiones y en lo que creo a pies juntillas: los políticos deben ser buenos retóricos y buenos gestores; quienes son sólo buenos retóricos son tan malos políticos como quienes son sólo buenos gestores ... o incluso peores ... porque son capaces de venderte una historia que no se creen ni ellos. Luego están los que ni son buenos retóricos ni buenos gestores ... y ahí están ... demostrando el estado actual de este país ...

No olvidemos que la clase política es un reflejo de lo que es la sociedad en todos sus ámbitos ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario