jueves, 7 de abril de 2011

¡Organización señores! y redes ... quizá ...

Sí, llegar a todo es cuestión de organización … pero el caso es que soy yo organizadita …y ni por esas… claro que si recibes más de 100 e-mails al día, de clientes, compañeros, informativos, requeritivos …. por mucho que organices y organices … tienes que leer 100 e-mails y actuar … aunque el actuar a veces no sea más que borrar …

Y me planteo dos opciones … 

A. o seguimos a vueltas con la organización , con consejos del estilo “no copie a dios y a su madre en los correos electrónicos, con que copie a San Pedro es suficiente”, intentando convencer a la gente de que a cuántos más copies en un e-mail más fácil es que cada cual piense que se lo queda el otro … que cuando uno pregunta a mil en un e-mail, por no mandar mil, la respuesta sólo le importa al uno … y los FW, forward o reenvíos … ¡os lo he enviado! ¡para vuestra información! … y de tan informados que estamos no nos enteramos ni del nodo … etc etc … 

B. o nos vamos a la raíz del asunto … ¿de dónde salen tantos e-mails? ¿son necesarios?

La cosa es sencilla … si una herramienta que debe agilizar atasca … o no se está usando de forma óptima ... o directamente la herramienta no sirve …

Y ahora que escribo ésto … me doy cuenta de que llevo AÑOS leyendo cosas sobre la gestión del correo electrónico … y aquí seguimos e-mail a e-mail, atasco a atasco …

Y soy yo un poco recurrente pero … si el e-mail desatascó el teléfono … ¿qué puede desatascar el e-mail, además de aprender a usarlo? ¿las redes sociales corporativas?

 www.talenttools.es
Desde que estoy en redes sociales, no envío ni recibo apenas e-mails ni sms a/de amigos que están igualmente en Twitter o Facebook y por teléfono … no hay llamadas para “nada”, siempre que hablamos es por algo concreto … ¿es posible que ocurra lo mismo con las redes corporativas y los e-mails y llamadas profesionales?

Pues la verdad no lo se … pero ya sabéis que tengo tendencia a echarle imaginación a la vida …

Se me ocurren varios tipos de e-mail que nos podemos ahorrar si utilizamos una red social corporativa:

E-mails informativos: porque una red social corporativa no es una intranet a la que uno entra o no … es una red que uno abre y está … y recibe sí o sí, sin llenar un mail ni bloquear servidores, la información.

Estos e-mails informativos aportan información operativa, de recursos humanos, de marketing … un usuario genérico por departamento puede manejar y publicar esa información de forma que esté accesible a todos sin atascar a ninguno.

E-mails de consulta: consultas que a veces no sabe uno a quien dirigir … se pueden dirigir a un usuario genérico por departamento o a un hashtag si se usan o abiertamente a nuestra red a ver si alguien nos ayuda y dirige nuestra pregunta por el camino adecuado.
Así de grandes bloques me quedarían los mails del equipo de trabajo, en muchos de los cuales sólo vamos en copia, para nuestra información (para eso hay una cosa fantástica llamada reglas de correo … y ya si es necesario nos informaremos cuando podamos…) y los de clientes … ay! los mails de clientes …

¿inevitables? ¿y las llamadas a las áreas comerciales o de atención al cliente? ¿inevitables todas? Igual es que tengo la imaginación desbocada pero me da que no … que inevitables todas … no son …¿para qué y por qué nos llama realmente un cliente?

Para trasladarnos consultas genéricas sobre nuestro producto o servicio o consultas más concretas sobre nuestra mutua colaboración o, como no, alguna  queja.

Si nos anticipamos a consultas que sabemos que vamos a recibir (por ejemplo, en una empresa de transporte internacional, si hay un terremoto en Japón sabemos que quienes  importan o exportan de/a Japón nos van a llamar), estaremos minimizando la recepción de mails o llamadas al respecto. Ésto por supuesto ya no es una red social corporativa ... esto es Social Media puro y duro ... Social CRM, utilizar las redes sociales como un medio de comunicación más entre el cliente y la empresa.

La proactividad ahorra reactividad … y  ambas, si se producen en abierto, ahorran nuevas consultas … esto es como en el cole, las dudas que se resuelven en clase se resuelven para todos …y no sólo eso, además vamos creando nuestra imagen y reputación como marca, vamos convirtiéndonos en un referente ...

Luego están los riesgos pero … soy de las que piensa que el y que no arriesga no gana y los riesgos del Social Media … para eso están los Social Media Manager y los Communitiy Manager, entre otras cosas, para prever y manejar estas situaciones.

No se si confío demasiado en el trabajo en red … pero la verdad es que confío, mucho … porque si dos ojos ven más que cuatro, y si la sabiduría popular lo dice así debe ser, que no idearán 100 cerebros juntos, en red, (que no revueltos) … en lugar de cada uno aislado, limitado en sí mismo y por sí mismo … 

Compartir es vivir … crecer y aprender … Quizá es ahí donde está el verdadero impedimento o el final antes de arrancar del trabajo en red ... Se acabó la competitividad interna entendida como lucha individual, se acabaron los ranking, los premios de ventas y de compras ... Esa capacidad de lucha y de competencia que nos inculcaban desde el colegio y ya de forma agresiva en la universidad y masters varios, esa que incluso se provoca en los centros de trabajo pensando que aportará mayor rendimiento individual y a la postre mayor productividad.

Ahora toca fomentar la colaboración sobre la competencia, lo explica Pedro Muro con un ejemplo fantástico "colaborar y ganar frente a competir y perder" y la pregunta es ¿somos capaces de cambiar el chip, de romper el paradigma y dejar la competencia en beneficio de la colaboración?

No hay comentarios:

Publicar un comentario