domingo, 3 de abril de 2011

Lo que de verdad importa ... no es ZP ... ni Rajoy ...

Zapatero no se presentará a las próximas elecciones generales ... y estoy tentada a confesar que me importa un bledo ... casi tan poco como el "elecciones anticipadas!!" que grita el PP emulando el ya mítico "váyase Sr González, vá-ya-se!", no porque considere estas noticias poco o nada importantes sino por lo que intuyo, siento y presiento que se oculta tras ellas.

Tampoco es que considere yo que tienen profundos y retorcidos propósitos ... qué va! ...  me parece que lo único que buscan es desviar la atención de lo que de verdad importa y focalizarla en la batalla política, que no es una batalla limpia, de lucha retórica ni mucho menos de contraposición de ideas, ideales y propuestas ... es una batalla zafia, sucia, vacua ... llena de gurteles, faisanes, marbellas ... y vacía de dimisiones entre otras muchas cosas.

¿Qué espera el PSOE ahora? quizá que estemos esperando como agua de mayo su congreso, ese que lanzará las primarias que acabarán por dar su candidato en 2012, que juguemos a las quinielas políticas, que nos entretengamos en el ¿será Chacón? ¿será Rubalcaba? ¿habrá un tapado?

¿Qué espera el PP? probablemente que abracemos la bandera de ¡elecciones anticipadas! olvidando que no es a ellos a quienes les corresponde decidir si es o no el momento de votar.

¿Qué esperan todos? ¿Qué además de olvidar lo que de verdad importa, olvidemos también sus gurteles, faisanes, marbellas y corrupciones varias? ¿qué olvidemos que todos gobiernan y que de todos ellos es la responsabilidad de gestionar este país?

Igual, quien sabe, es todo eso lo que pretenden ... y por eso me hago esta reflexión sobre lo que de verdad importa que comparto con vosotros porque a mí, a falta de líderes, los nombres propios me importan poco, me preocupan en cambio más las realidades:

El Producto Interior Bruto, el Índice de Producción Industrial y, sobre éstos, los datos de la Encuesta de Población Activa y de los costes laborales por trabajador ... y con este avinagrado potaje de datos hablamos de productividad:

La caída de 2007 a 2009 fue mundial sí, pero la recuperación, supuesta recuperación en muchos casos, además de lenta, es distinta en España. Queda patente el componente particular de la crisis en España.



Respecto al IPI el gráfico es, valga la redundancia, muy gráfico y los datos de principios de año y del segundo semestre (2010) como poco preocupantes.


Los datos de la EPA son tremendos ... pero me parece también importante valorar esta información por comunidades autónomas porque es evidente que no son necesarias las mismas medidas en un País Vasco o Navarra con un índice de paro por debajo del 13% que en una Andalucía o Valencia por encima del 22%.




Los costes laborales ... muy mal llamados costes porque asociamos coste a gasto y no creo que nuestros salarios puedan considerarse gastos, en la medida en que se consideren gastos se convierte a los trabajadores en meros hacedores de tareas mientras que si se considera esta partida desde la perspectiva de la inversión estaremos hablando de desarrollo profesional y empresarial.


Sobre estos datos, y otros muchos, hablamos de la productividad ... ríos de tinta se han vertido sobre ella y, además de que se obvian asuntos que considero esenciales para su análisis como horarios y flexibilidad laboral, me pregunto en qué tenemos que ser más productivos y para qué:

Con el pensamiento lineal y simplista que a veces veo y leo ... miedo me da que a alguno se le ocurra pensar que lo que hay que hacer es incrementar la productividad a costa de reducir los costes laborales, miedo me da que el reto de construir un modelo productivo para este país pase por competir con China y otros países emergentes, miedo me da que ese "trabajar un poquito más y ganar un poquito menos", que hace no mucho verbalizó Rajoy, signifique que vamos a ver si logramos fabricar más barato que los chinos ... Miedo me da que no sólo hablemos poco de innovación sino que lo poco que se habla se considera humo ...

Ésto es para mí lo que de verdad importa, los datos, la lectura que se hace de los datos y la planificación a futuro sobre ese análisis ... E insisto en el afán de desviar la atención ... porque no creo, al menos no he oído nada que me haga pensar lo contrario, que ni PP ni PSOE, ni el sucesor de ZP sea quien fuere ni Rajoy y los suyos quieran entrar a un debate real de cual es el futuro de este país, porque no tienen ni la más remota idea ... porque la innovación es un proyecto a largo plazo que nace de una inversión no hecha, porque del trabajo surgen las ideas (la inspiración sorprende siempre trabajando...) y quienes tenían que trabajar en esto tienen la manía de comer, a diario incluso! y sin inversión ... se habrán ido o dedicado a otra cosa y entretanto nos vamos desangrando por la herida de la construcción y los sectores que en ella mueren cada día.

La realidad, al menos como yo la veo, es que nuestros políticos siguen jugando a izquierdas y derechas, a socialistas, fachas y centristas porque eso, además de entretener y dar para retóricas varias (malas, pero varias), genera votantes fieles porque el opuesto es el fin, la muerte, la nada ... Y juegan a esto porque no saben, ni quieren saber, jugar a otra cosa ... y porque funciona, sencillamente funciona, obtienen lo que buscan.
Y es que lo cierto es que no somos capaces de desnudar la realidad de este país de ideología y observarla tal cual entre todos la hemos creado; jugamos a vestirla y desvestirla, a decorarla con todos sus accesorios y así pasamos el rato, los días, los años...sin querer entender que se nos murió el modelo productivo entre las manos, que el recorrido de la construcción no era infinito, que el turismo barato sol y playa tiene competencia directa y cercana (aún con el "favor" que las revueltas tunecinas y egipcias nos hayan hecho en 2011), que las cadenas de montaje, las grandes fábricas y manufacturas, se van a otros países por el mismo motivo por el que en el pasado vinieron a España: costes bajos. Y para dar la vuelta a esta situación lo primero que hay que hacer es asumirla y aceptarla y lo segundo ... entender que para que los emprendedores emprendan con éxito y para atraer inversores y empresas hay que ofrecerles "algo" que no les ofrezcan otros más barato ... 

Ese algo es el objeto de la innovación, seguro que más de un cerebro, fugado o no, tiene bosquejos y bocetos de una parte de ese "algo" ... pero no es un proyecto que  de votos ni genere beneficios ni soluciones a corto plazo por lo que nadie lo busca ... porque buscamos la solución rápida ... el parche en lugar del cambio de rueda, ganar hoy y mañana dios dirá...

Por una vez, me gustaría que no nos arengaran para acudir a las urnas, que nos dejaran vivir nuestra democracia con la libertad que supuestamente la caracteriza y entendieran la abstención no como desinterés, desidia o minusvaloración de la democracia sino como rechazo frontal a la clase política y dirigente de este país más allá de ideas, ideales e ideologías. 

4 comentarios:

  1. Perfecto análisis de la política actual. Yo soy otro con la abstención o el voto en blanco en la cabeza.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias ... creo que somos muchos los desencantados ... algunos votarán lo que les parezca menos malo y el resto ahí estaremos, entre la aabstención y el voto en blanco, o incluso nulo.
    Un abrazo
    Berta

    ResponderEliminar
  3. Hola Berta que bien explicado que clarito y que razón tienes ahora quedan meses del y tu más y tu más sin importar nada más el PSOE el partdo en el gobierno lo está haciendo mal pero el PP en la oposición lo único que en mi opinión está haciendo es la negativa a todo sin opciones para el cambio.
    Yo no mevoy abstener ni dejar mi voto en blanco pero no votaré a ninguno de los dos y que no me hablen del voto útil ó de lo que estos dos partidos quieran entender por voto útil para quien para ellos?.
    Y que conste que efectivamente la absteción no me parece que sea pasar no, para mí es otra opción.
    un abrazo
    Bego

    ResponderEliminar
  4. Gracias Bego, en mi opinión cualquier opción es válida y útil, siempre que se decida desde la libertad y la crítica ... cuando se vota desde el "forofismo" a un partido la cosa ya me gusta menos, es como darles carta blanca ...

    Un abrazo
    Berta

    ResponderEliminar