miércoles, 23 de marzo de 2011

Reflexiones sobre linkedin

Este es uno de esos post que no sabe uno muy bien ni como empezar ... ni el volumen de errores que puede comenter en él ... pero, al menos para mí, la mejor manera de entender algunas ideas, de ver su grado de realidad o utopía, es contarlas ... sobre todo porque para contarlas hay que ordenarlas y organizarlas ... A ello voy pero os advierto que este post es más una reflexión abierta cargada de dudas que una aclaración de nada.

Que levante la mano quién no está en linkedin ... vale, tú eres la excepción que confirma la regla ... el que más y el que menos está en linkedin, aunque sea con tres contactos y el perfil a medio hacer, pero está ... El uso que cada cual hace de esta red va desde quienes coleccionan contactos hasta quienes se dan de alta para seguir a su jefe y dos más ... contactos de nivel, que los llaman ellos ... Y entre un extremo y el otro todo un arcoiris de usuarios y usos variopintos de la herramienta en cuestión.


Empezaré por confesar que mi uso de esta red no va más allá de mantener actualizado mi curriculum, mantenerme en contacto con compañeros y antiguos compañeros de trabajo, también con compañeros de estudios y seguir algún grupo cuyos debates me parecen interesantes. Y aún con este uso limitado de una herramienta que seguro ofrece muchas más posibilidades, me hago una pregunta ... 

¿Qué potencial real de uso por parte de las empresas podría tener linkedin?

Esta pregunta surge de dos observaciones:

La primera respecto a la tipología de usuario de linkedin; se suele llamar a linkedin red profesional, lo que realmente se quiere decir es red de profesionales y lo es, de profesionales de perfil medio a alto, son profesionales con capacidad de negociación, de decisión, de compra ... o profesionales integrados en equipos con contacto directo con esos profesionales y desarrollo profesional hacia ese tipo de perfiles. Obviamente estoy generalizando ... pero creo que un grupo muy importante de  usuarios de linkedin responde a estos criterios.

La segunda, respecto al mapa de contactos no pintado ... Seguro que os habéis fijado en la información que Linkedin te facilita insistentemente nada más entrar en tu cuenta ... taitantos contactos te unen a taitantas personas ... Tienes tus contactos (primer grado), los contactos de  tus contactos (segundo grado) y los contactos de los contactos de tus contactos (tercer grado).

Revisando ese maremagnum de contactos, en la pequeña e insignificante red que he ido tejiendo en linkedin, veo que estoy en contacto directo (primer grado) con compañeros de estudios, ex compañeros de trabajo (de empresas anteriores y de la actual), compañeros de trabajo y algún cliente ... y esos contactos, que son personas conocidas, a las que en un momento dado puedo mandar un mail o con los que tomarme un café, me unen a mis contactos de segundo grado: ya no hay compañeros de estudios, sí compañeros o ex compañeros de trabajo pero menos que en el primer grado, hay más clientes que en el primer grado y aparecen también contactos de la competencia, ex clientes, clientes potenciales y contactos en otras empresas en general.

Lo que deduzco es que al irme alejando del centro de mi red, que es mi propio perfil, se incrementan exponencialmente los contactos con interés profesional a nivel empresa tanto o más que a nivel personal (que obviamente también).

Y esto analizando sólo un perfil en Linkedin, un perfil con una red muy pequeña y limitada ... pero ... ¿os imagináis la suma de contactos de perfiles con redes insignificantes? para una empresa, por ejemplo, las pequeñas redes de contactos de sus empleados ... Es cierto que hay grupos de empresa, yo misma sigo a un grupo de mi empresa, pero, al menos por lo que  he visto hasta la fecha, se utilizan más de forma endogámica que como vehículos de comunicación externa.

¿Puede una empresa hacer "algo" con todas esas microredes de contactos? al fin y al cabo, son redes nacidas, en cierta medida, en la propia empresa ... compañeros de trabajo que trabajan en esa empresa y contactos de clientes que lo son de esa empresa... Son de facto profesionales interesados en los servicios y/o productos de la empresa.

La pregunta en sí es abierta porque realmente no se hasta qué punto es posible una estrategia de comunicación en Linkedin ... pero ya que me he puesto a escribir este post, voy a echarle un poco de imaginación... 

Tiendo a pensar que, con enfoque Social CRM podría tener sentido: me imagino, por ejemplo, un grupo al que podríamos invitar a los contactos de clientes y en el que se compartiesen necesidades, inquietudes, experiencias de servicio ... experiencias que pueden ser trasladables de unos clientes a otros, sería como un gran brainstorming ... visible para clientes y prospectos. No se trata de un foro para vender, ni tan siquiera para hacer marketing ... sino para comunicar, para trabajar juntos. Eso es crear comunidad ... y un cliente integrado en una comunidad ... tiende a ser más fiel ¿no?

Claro que no sería fácil ni estaría libre de riesgos el hacer algo así, sería inevitable tener que gestionar públicamente el descontento de más de un cliente ... pero nadie ha dicho que el trabajo del Community Manager fuera fácil, y si alguien lo ha dicho, en mi opinión, ha mentido vilmente.


Aquí dejo mi reflexión ... tanto si la consideráis descabellada o una utopía como si le veis ciertos puntos de realidad ... podéis comentarlo ... aunque probablemente no lo hagáis ... ¿o sí? en cualquier caso GRACIAS por llegar aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario