martes, 8 de marzo de 2011

Día de la Mujer Trabajadora

8 de Marzo, día Internacional de la Mujer Trabajadora, mi día, según dicen ... pero, honestamente, no me gusta ni un pelo, no hoy, no en la sociedad occidental y democrática ...

Así, para empezar, no me gusta la polarización que subyace a la definición de mujer trabajadora: ¿las hay que trabajan y las hay que no? supongo, como hay hombres que trabajan y otros que no, gente que necesita trabajar y gente que no ... ¿quién decide lo que es y no es trabajar? ¿entendemos que trabajar sólo se trabaja si se cobra por el trabajo hecho? 

Profundizando un poco más ... venimos de una sociedad en la que la mujer tenía asignado un papel, el de ama de casa, que le permitía a ella asumir la responsabilidad del hogar y los hijos sin pensar en conciliaciones (ni en sí misma...) y al hombre asumir sus responsabilidades laborales igualmente sin pensar en conciliaciones (aunque sí en sí mismo)... Y ahora pensamos en conciliaciones y reparto de tareas, porque nadie, ni hombres ni mujeres, pueden cerrar la puerta de casa y marcharse al trabajo olvidando lo que dejan atrás, porque el ama de casa como tal es una especie en peligro de extinción, por no decir extinta ya... 

La sociedad ha cambiado y mantener vivo un día como éste sólo nos hace mirarnos el ombligo y echar la vista atrás, no ayuda a avanzar. Hoy nos toca avanzar en racionalización de horarios y en conciliación y eso es cosa de hombres y mujeres ... es cosa de personas, no sólo de mujeres trabajadoras...

"El día de ..." es una etiqueta que ya de por sí no me gusta, pero la asumo como necesaria para dar luz a casos, situaciones ... que de otro modo tenderíamos a meter bajo la alfombra por ser "non gratos". Aún así, con "El día de ..." me pasa como con las subvenciones, deben tener fecha de caducidad porque deben tener un objetivo y, o bien lo cumplen o se demuestra su inutilidad para alcanzarlo, en ambos casos llegamos a un fin y final; por eso "el día de la mujer trabajadora" se me antoja caducado, con su objetivo a medio cumplir, pero caducado; y que se cumpla esa parte de los objetivos que tenemos pendientes no depende de que nos asignen o no el 8 de marzo, ni tan siquiera depende sólo de las mujeres, es sencillamente, una cuestión de evolución social, de crecimiento, madurez ... y de educación.

Asumo los dardos envenenados de las acérrimas defensoras de tal día como el 8 de marzo y pediría sólo una cosa, que os hicieseis un par de preguntas:

¿Necesitamos, como mujeres trabajadoras, un día que nos recuerde, sencillamente, lo que somos y hacemos todos los días del año?

¿Nos aporta algo a nosotras o a la sociedad en que vivimos el día de la mujer trabajadora?

Yo respondo NO a todo ... y dejo, como siempre, abiertos los comentarios a la discrepancia y la coincidencia ...

8 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo: el ponernos una etiqueta,me resulta deprimente. No encuentro grato ni digno colgarnos celebraciones vacías. Al contrario, el saber que tengo un día me lacera el orgullo y la dignidad...

    ResponderEliminar
  2. Racionalidad y sentido común, totalmente de acuerdo con tu post. Menos ombligo y más futuro.
    Bien dicho, Berta.

    ResponderEliminar
  3. Me madre, con 80 años, se ríe de este día... Ella ha trabajado toda su vida.

    ResponderEliminar
  4. Yuli, muchas gracias por tu visita y comentario, bienvenida a este blog :-)
    Comparto tus sentimientos respecto al día de hoy, tras su existencia subyace el sentimiento de que hay que proteger a la mujer ... quizás haya sociedades dónde ésto sea necesario pero hay también muchas ya dónde esta protección es absurda, además de resultar contradictoria con respecto a la tran traída y llevada igualdad ...
    Un abrazo
    Berta

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Ricardo, dices bien, menos ombligo y más futuro ... y más, mucho más sentido común deberíamos aplicar en nuestro día a día a todos los niveles...
    Un abrazo
    Berta

    ResponderEliminar
  6. Javier, tú madre pensará lo mismo que pensamos muchas ¿por qué celebrar un día que lo único que dice es lo que eres y haces todos y cada uno de los días de tu vida? en otras circunstacias, momentos, sociedades ... no digo que no tenga o tuviera su sentido pero hoy por hoy aquí ... ni gota..
    Mil gracias por tu visita y comentario.
    Un abrazo
    Berta

    ResponderEliminar
  7. Hola Berta, para mí es el día de la mujer simplemente, ´pero mientras que existan tantas desigualdades, la violencia sobre la mujer va en aumento creo que sí se tiene que existir este día y además no hablamos sólo de las mujeres de éste primer mundo.
    un beso
    Bego
    @Bego48

    ResponderEliminar
  8. Hola Bego, yo creo que las desigualdades son sociales y se irán diluyendo con educación, vivimos en igualdad de derechos y deberes pero las diferencias que nacen de siglos de historia machista no desaparecen por arte de magia ni de ley. No creo que las mujeres, hoy y aquí, necesitemos un día, creo que hay otras vías para luchar por la "igualdad" (y conste que no creo en otra igualdad que no sea la de derechos y deberes, porque hasta la fecha nadie ha logrado convencerme de que hombres y mujeres sean iguales ... somos diferentes)
    Creo que mantener, hoy y aquí, ese día nos hace mirar más hacia atrás que hacia adelante, nos hace diferentes de los hombres, significa que aceptamos que necesitamos protección ... y lo que necesitamos es que la sociedad entienda los cambios de raíz que supone la incorporación de la mujer al mundo laboral, la ruptura del sistema de roles preconcebidos del que venimos.
    Un abrazo
    Berta

    ResponderEliminar