lunes, 28 de febrero de 2011

¿Qué es telebasura?

A vueltas andamos con qué es y qué no es telebasura o ya directamente sobre si existe o no la telebasura, quien suscribe, honestamente, cada vez entiende menos.

Cierto es que el concepto de telebasura se aplica con cierta ligereza y no menos cierto es también que tiene una carga subjetiva importante; lo del buen o mal programa de televisión viene a ser como las buenas o malas películas o como las buenas o malas novelas, verá usted, depende ...

En el caso de la televisión, una cosa es el formato de un programa, otra su contenido y otra el cómo se cuenta ese contenido en ese formato; probablemente no exista un programa que merezca un diez en las tres patas como tampoco uno que merezca tres ceros mondos y lirondos pero, en algún momento de sumas y medias, se supera un límite que hace nacer la telebasura.

Porque, me digan lo que me digan y quien me lo diga, la telebasura existe, porque existen los periodistas zafios, porque existen los formatos cutres, mal hilados, porque existen los contenidos vergonzantes, vacíos de sí mismos y llenos de miserias humanas ... y como todo esto existe, acaba por existir la telebasura y si hablamos de periodistas zafios, no debemos preguntar por la ética periodística ni por la función social del periodismo.

Y luego está el tema de las audiencias, que tienen el valor que tienen, ni más ni menos: que un programa sea el más visto no lo convierte ni en un programa de calidad ni en telebasura, no lo convierte más que en el programa más visto y de eso es de lo que podrá jactarse la cadena que lo tenga, de nada más ... tampoco de nada menos, por supuesto.

Afortunadamente el mando a distancia existe y es soberano, puede uno cambiar de canal e incluso apagar la televisión llegado el caso, ahora bien, una cosa sí tengo clara: en mayor o menor medida todos evolucionamos e involucionamos en nuestro devenir por la vida e igual que hay cosas, personas, lecturas, programas de televisión... que enriquecen, sí como el avecrem, las hay que embrutecen, que nos hacen pensar menos, sentir menos ... regodearnos en las desgracias, miserias y burreces ajenas sintiéndonos así más importantes, mejores ... no porque hayamos hecho nada que merezca la pena sino simplemente porque al otro le va peor.

 www.vistazoalaprensa.com
No digo yo que tengamos que estar leyendo a Góngora y Quevedo a diario, a todos nos apetece en uno u otro momento una lectura ligera, una película para reír o para ponernos ñoños o un programa de televisión para entretenernos un rato; y aquí viene otro punto importante: la calidad y la no calidad: nadie discute la calidad del Ulyses de James Joyce ... como nadie discute que para hincarle el diente hay que abrirlo "desayunao", y nadie, en su sano juicio y con dos dedos de frente, discute que los ángeles y demonios de Dan Brown son un betseller, entretenido todo lo más...y cumple sin duda ciertos estándares de calidad; y luego está ... me niego a poner un ejemplo, seguro que todos hemos leído algún libro que no digo yo que lo hubiésemos tirado a las hogueras de los censores, pero casi...

A lo que voy es a que el concepto de calidad existe al margen del gusto de cada cual, sí,  también en televisión y, ojo, no es necesariamente directamente proporcional al dinero invertido en la ejecución del programa. Puede hacerse un programa con un coste altísimo que sea, por ejemplo, un formato innovador, original, único ... y llenarlo de mierda, con perdón; igual a la inversa, un programa de buen contenido, interesante puede hacerse con los medios justos o incluso con menos. 

La telebasura, al menos lo que para mí es telebasura, no tiene nada que ver con los formatos televisivos y sí mucho que ver con los contenidos; desde ese punto de vista existe la telebasura, la radiobasura, la internetbasura (ver referencia al sello IMP propuesto por @Carlos_fk)... etc, etc, etc ... pero insisto, el mando a distancia, el dial, google ... son soberanos, que cada cual elija y se embrutezca o enriquezca como quiera.

3 comentarios:

  1. Estoy bastante de acuerdo con el comentario, solamente subrayar que alguna cadena, no hace falta citarla, sobrepasa casi todos los límites.
    Tienes razon que los mandos a distancia fueron un gran invento y son de fácil uso, el problema surge cuando en una familia de cuatro o mas miembros, quieren usarlo a la vez.
    Tengo la impresión que hay programas llamados telebasura, que crean adición, lo demuestran las audiencias.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Helio por tus visitas y aportaciones a este blog. Opino como tú, hay algún programa que parece ser algo así como la coca-cola ... adictivo ... sino no se entiende ...
    Un abrazo
    Berta

    ResponderEliminar
  3. Hola Berta, yo el término telebasura es cómo dices un tema subjetivo por ejemplo el programa de hace unos días de Intereconomía los insultos de ese periodista (no me acuerdo del nombre)hacía Carla Antonelli, es telebasura? lo es el programa donde intervino? lo es la cadena?
    Por otro lado claro que lo más visto no es lo mejor, fijate que haces referencia a la coca-cola seguro que después del agua es lo que más se bebé en el mundo y el otro día me mandaron un email que hablando de las "virtudes" de la coca cola casi me da un infarto de todo lo negativo que tiene vamos que casi es dinamita y la coca cola cero peor, pues bien una coca cola de vez en cuando no viene mal.
    Otro ejemplo Jordi Glez, a mí me parece un buen comunicador y periodista y presenta programas tan dispares cómo La Noria, Más alla de la vida, El debate de gran hermano, Hormigas blancas...y alguno más dentro de estos programas cual sería basura? a él le desacredita presentar alguno de ellos.
    Bueno yo creo que lo mejor es el mando a distancia y sobre gustos los colores.
    AHHH y que vuelvan programas cómo la clave que seguro que no necesita un presupuesto alto y era un programa de una altísima calidad: tema, película sobre el tema y debate
    un beso y gracias por tus artículos
    Bego48 alias Begoña Ramirez

    ResponderEliminar