jueves, 27 de enero de 2011

La #leysinde se ha puesto en pie

Parece que aprobamos la Ley Sinde ... lo cual no es más que el triste y lamentable resultado de la politización de la cultura pero ¿sabemos dónde nos está llevando realmente esta invasión de la política cada día en más esferas de nuestra vida social e individual? en este  caso lo que se está tocando es, ni más ni menos, que el aspecto más humano de nuestra existencia, la creatividad de la que nace el arte, porque lo que realmente distingue a los humanos de otras especies animales es la capacidad creativa...

"La cultura no es gratis" curioso axioma: ¿cuándo ha sido gratis la cultura? ¿o acaso los Mozart, Van Goh, Rembrandt, Monet, Cervantes, Shakespeare, Miguel Ángel... vivieron del aire? a unos les fue mejor que otros en su día, sí, pero eso ya es el negocio ... y ahí está la cosa ... confundimos cultura con negocio.
Lo que la Ley Sinde protege no es la cultura, ni el arte, ni a los creadores, es al negocio, a la industria: al parecer la industria necesita esta protección para seguir viva y poder dar cabida y oportunidades a los artistas en ciernes ¿habéis intentado publicar un libro, sin recurrir a la autoedición, o un disco? ¿habéis presentado vuestras obras a algún concurso literario o musical? de haberlo hecho, os resumo lo que os hubieseis encontrado: a triunfitos grabando discos y a profesionales de más o menos renombre, pero apenas nunca anónimos, publicando libros. Esa es la industria que queremos proteger y para eso la queremos proteger.

Además, para la Ley Sinde la cultura termina en el séptimo arte que, por otra parte, debe ser para ella el primero ... en Internet, no hay arte ... a mí hay webs que me parecen delicias plásticas, blogs que son regalos literarios, photoblogs mágicos ... Y es que igual que a la industria que esta ley intenta proteger se le ha caducado su modelo de negocio mientras se pertrecha tercamente en su obsolescencia, a nuestros políticos, a todos por cierto ... se les ha caducado el concepto de arte y por extensión de cultura ... será por el poco uso que le dan;.


Sólo un apunte sobre internet: es el mayor icono de la globalización y, por extensión, de libertad y cultura ... y ésto no está reñido con el hecho de que en internet, sí, cabe todo: lo bueno, lo malo y lo regular ... como en la calle.

Y mientras los políticos perpetran una ley que defiende a una industria moribunda al tiempo que flirtean con nuestra libertad, degustadores de la cultura y creadores de la misma se tiran los trastos ... qué poca vista, qué poca visión, qué poco ojo ... 

No hay más que hacer un poco de memoria: a lo largo y ancho de la historia el poder político, antes reyes, califas, dictadores...  actuando sobre los creadores, ya fuese para ejercer un mecenazgo o un fusilamiento, de todo ha habido ... y la historia actual ¿cual es? una bien triste, permitidme que la resuma en tres puntos con el margen de error que consideréis  oportuno aplicarle al resumen, pues cuando uno generaliza siempre tiende a equivocarse:

- un gremio de artistas rindiendo pleitesía al poder político con la intención de proteger sus derechos de autor, sin percatarse, al menos eso quiero pensar, de que lo que están protegiendo son los intereses económicos de una industria para la que ellos son la verdadera materia prima.
- una industria (discográfica y editorial principalmente, la cinematográfica...subvencionada...) con un modelo de negocio muerto, incapaz de asimilar los profundos cambios que la evolución tecnológica ha facilitado en las mismas bases de nuestra sociedad, sin capacidad de innovación, de reinvención de sí misma ni mucho menos de re-crear su modelo de negocio ... esto no deja de ser paradójico cuando hablamos de una industria cuya objeto es la propia creación...

- una casta política que vive por y para el politiqueo fácil, el trapicheo de votos ... y no digo con ésto que los políticos no trabajen, los hay que trabajan, incluso que trabajan mucho ... pero de siempre es sabido que además del concepto de cantidad existe el de calidad y que si el rumbo es erróneo importa poco lo hábil que sea el patrón del barco, jamás llegará al puerto de destino.

Ésto es lo que, en mi opinión, hay ... ahora bien ... ni aún hablando de una ley patrocinada por nuestros gobernantes y opositores, quiero hacer un alegato contra estos políticos que nos han caído en suerte, porque los responsables de lo que está ocurriendo somos todos: yo, tú, él, nosotros, vosotros y ellos. El poder emana del pueblo y si no somos capaces, como sociedad, de generar una alternativa a los partidos políticos que actualmente nos gobiernan o aspiran a  hacerlo ... tenemos, compañeros, lo que merecemos.

2 comentarios:

  1. Cabal y lúcidas reflexiones que apuntan y ponen dedos en las llagas de este problema... y de tantos otros de este pais.

    Gracias, Berta

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias a tí, Ricardo, por tu visita y comentario ... me alegra que compartamos opinión y visión sobre este asunto.
    un abrazo

    ResponderEliminar