miércoles, 5 de enero de 2011

Ahora "regulamos" el acoso escolar...

Hay noticias que resultan difíciles de encajar...se comparten en parte pero también en parte se rechazan...al final se convierten en noticias de reflexión obligada... Para mí, ésta es una de esas noticias:

Sólo el titular de la noticia ya me incomodó ... pensar en regular por ley el día a día de las aulas escolares no acaba de encajar en mi cabeza, y menos cuando vivimos en una sociedad que mantiene en vigor una ley del menor que protege y saca, en cierta medida, del sistema legal "estandar" a aquellos menores que cometen delitos: ¿cómo es posible que vayamos a regular por ley lo que ocurre entre alumnos que no han cometido, a priori, ningún delito y protejamos, culpabilizando a su entorno y a sus responsables más que a ellos mismos, a aquellos menores que cometen delitos incluso aunque éstos sean de sangre?

Me pregunto ... ¿y si en lugar de legislar sobre la convivencia escolar nos dedicamos a educar a nuestros niños? ¿y si como sociedad en lugar de exigir que se trate a los menores como almas cándidas irresponsables de sus actos, como hacen quienes defienden la ley del menor, o de exigir mano dura, como hacen quienes la critican, nos dedicamos a exigir y dar EDUCACIÓN a nuestros niños?  

No sea que al final acabemos militarizando los colegios...

Noticias como ésta me hacen reafirmarme en la importancia de las medidas de conciliación familiar-laboral: la educación tiene su base y su raíz en el hogar, poco importa lo que haga el colegio si fuera de él no se mantiene la misma línea educativa, porque  siempre tendrán para los niños mucho más peso como referentes sus padres que sus profesores; pero no sólo creo que sea una ventaja para niños y padres...también estoy convencida que lo es para los empresarios porque unos padres con una vida equilibrada son unos trabajadores mucho más productivos que los que van y vienen corriendo, agobiados, con el corazón en la garganta y con la logística cogida con alfileres cada día... Es  una ventaja para todos porque vivimos en sociedad y cómo sea esta sociedad depende de todos y nos afecta a todos...

Honestamente creo que legislar sobre la convivencia en las aulas es la consecuencia de no entender que nuestra responsabilidad es crear una sociedad para la que la educación de los niños sea una prioridad real y no sólo "el muerto" de los padres y "la responsabilidad" de los profesores... Mientras no entendamos que los niños son el futuro de todos los que formamos la sociedad en que vivimos y que como tal hemos de tratarlos así nos lucirá el pelo... 

3 comentarios:

  1. Sabias reflexiones que me inducen a recordar que vivo en una Sociedad enferma.

    A ver si entre todos creamos generaciones más humanas, más cultas y menos embrutecidas.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que la base de todo, es la educación pero, por desgracia, hoy se pasa bastante de educar, y todo el mundo elude la responsabilidad.
    No se sé si hace falta legislar, lo que si hace falta es más coordinación entre padres y maestros, y sobre todo que ambos estén dispuestos a coordinarse y a ejercer la autoridad y a no desacreditarse unos a los otros.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Alejandro, Chela, mil gracias por vuestra visita y comentario ... Poco puedo añadir a lo que decís pues comparto vuestras opiniones; como sociedad tenemos mucho que reflexionar y mucho que cambiar en cuanto a cómo estamos educando a nuestros niños...
    Un abrazo

    ResponderEliminar