lunes, 27 de diciembre de 2010

Carta a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente

Estimadas Majestades Melchor, Gaspar y Baltasar:

este año, para que vean ustedes que me voy haciendo más contemporánea, les escribo desde un blog en lugar de hacerlo con el tradicional papel y bolígrafo ...

No voy a extenderme sobre lo buena y mala que he sido este año, sí, buena y mala...no se dejen engañar por quienes se vanaglorian de su bondad...a esos déjenles en su calcetín un bote de autocrítica que seguro se les habrá agotado...aunque, como son ustedes muy magos, de las bondades y maldades de cada cual están sobradamente informados.

Me gustaría pedirles un 2011 que dinamitara muchas cosas ... pero la realidad es que, si bien ustedes sólo se quejan de que se les adelanta el gordo de la coca-cola, se les adelanta también el año nuevo, no se si será cosa de que siguen viajando en camello ... y es que, dicho sea de paso, sus majestades muy contemporáneas no son...


Como el 2011 seguro que llegará antes de que lo hagan ustedes, no procede pedirles que me lo pinten de colores y adornen con amores porque empaquetado está ya y aterrizará como Dios le de a entender ... así que voy a pedirles algunas herramientas que nos vendrán muy bien por estos lugares para afrontarlo e incluso enfrentarlo llegado el caso:

Lo primero que quiero pedirles es paciencia, dejen por favor ustedes en todas las casas que visiten unos tarritos bien llenos de ella ... y no se les ocurra dejar fuerza así de forma indiscriminada porque a más de uno como le den fuerza ... ¡ay como le den fuerza!

Lo segundo, y no menos importante, es sentido  común ... dejen por favor también tarritos allá por donde pasen que andamos escasos de ello y temo que, con el paso de los meses, lo estemos más; ya saben sus majestades que cuando la necesidad aprieta entra por la puerta la desesperación y el sentido común huye despavorido por la ventana.

El tercer regalo ha de ser ilusión, de eso dejen ustedes sacos invisibles bajo la almohada de cada ser humano al que visiten la noche del 5 de enero ... a ver si así cada noche, mientras dormimos, fluye la ilusión entorno a nuestras atormentadas cabezas y logramos afrontar la rutina diaria con más sonrisas y más sueños cada día.

El cuarto regalo que les pido es la fe, pero no fe en Dios (y que me perdone el altísimo), esa que cada cual administre la suya si la tuviera, sino fe en el ser humano; fe en cada uno de nosotros, en nuestra capacidad de hacer cosas grandes y hermosas cada día, de ser justos, honestos, de equivocarnos y aprender de los errores, de perdonar... de ser humanos en definitiva... 

creo que administrando con inteligencia estos cuatro obsequios, ajustando bien la mezcla y especiándolos según proceda en cada momento, los mundanos ciudadanos tendremos suficiente para superar el año...hay otros, que no se si son menos mundanos o menos ciudadanos, el caso es que creo necesitarán algo más...y como en su suerte va en el fondo la de todos, me veo en la obligación de extender las peticiones:

Dejen ustedes tanto criterio, responsabilidad y honestidad como sean capaces de acumular en los hogares de todos y cada uno de los políticos del mundo ... y dejen también un diccionario multilingue y el libro de instrucciones para las tres cosas porque ya les anticipo que más de uno no es que no sepa cómo usar esos tres atributos...no saben ni lo que son ni cual es su utilidad.

El regalo que a continuación les pido les parecerá extraño y por ello déjenme que les explique...:

de todos es sabido que los artistas, aún habiéndolos vendidos y rendidos al poder en todas las épocas de la historia, han ido siempre a la vanguardia de su tiempo, han luchado contra la censura de forma directa o por vías más sutiles costándoles en muchos casos su propia libertad y hasta su vida ... Lo que ocurre es que vivimos tiempos muy convulsos, distintos a cualquier otro momento de la hitoria y en los que todo fluye con tal rapidez que la polarización a todos los niveles es cada vez mayor: 

la innovación en el área tecnológica es rápida y revolucionaria porque facilita hacer las cosas de siempre de nuevas maneras y hacer cosas que antes eran incluso impensables (que les voy contar a ustedes que deben llevar las alforjas de los camellos llenas de tablets, ebooks...). Y sucede que las industrias revolucionadas  por estos y otros avances tecnológicos no han sabido qué hacer con ellos a tiempo, ni lo saben todavía de hecho y por eso se están viendo arrolladas por la propia evolución, que no es más que eso que los seres humanos somos capaces de hacer especialmente cuando nos dan las herramientas para ello.
 
Les hablaba yo de polarización...pues verán...los artistas, en tiempos adalides de la libertad y el progreso se nos han ido a un polo...el polo de la lucha contra la libertad y el progreso... no porque se hayan revelado censores o dictadores no, sólo aterrados por perder los ingresos provenientes de su trabajo, porque los artistas comen como cualquier humano... Por otra parte  los consumidores de su obra nos hemos ido al otro polo, el polo de la libertad y del "no me times que no te veo"; y así, en lugar de unirse el mundo de la cultura, creadores y consumidores que son a veces lo mismo, y revolucionar una industria carca, desfasada, inútil, que no sirve a ningún interés más que al suyo propio, aquí andamos a la gresca ¡internauta malo! ¡escritor carca! ¡cantante cutre! ¡internauta malo!

Entenderán ahora sus majestades que les pida un mazado en la cabeza (metafórico, claro), dado con todo el cariño, respeto y hasta admiración en muchos casos, para todos los artistas que no logran entender que su problema, el problema de sus derechos de autor, no son los internautas, no son los consumidores de su cultura...es la industria...y no sólo la industria editorial o discográfica...la industria de las telecomunicaciones que algo pinta también en todo esto...

Podría seguir y seguir pidiéndoles miles de cosas ... bueno, no son cosas y bien se que eso lo complica todo, pues las cosas se van ustedes al corte chino y entre la compra al por mayor y los vales descuento solucionan la papeleta en un periquete, pero es que si lo que pido fuera fácil no me haría falta pedírselo a ustedes, Sres Magos...

Me despido agradeciéndoles su atención...y su intención que seguro que será cumplir mis peticiones pues aún pudiendo ser más o menos acertadas en ningún caso pueden considerarse malas, o eso creo...

Pasen ustedes felices días de trabajo, traténme a todos los pequeños con gran cariño, no me los envicien pero no me dejen tampoco a ninguno sin un paquetito en el árbol de navidad, ni sin un trocito de roscón...o lo que fuese menester...

Descasen tras este día de árduo trabajo sus majestades...que ya trabajamos el resto los demás...si nos dejan.

Saludos afectuosos,


6 comentarios:

  1. Este blog es simplemente genial.
    Una entrada soberbia, enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. Felicidades por el cuento-ensayo ;)

    Sabias reflexiones como siempre. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tu entrada es genial, me ha gustado mucho y espero que tus deseos se cumplan y los Reyes repartan todo lo que has pedido que combinados con un poquito de humanidad podremos hacer que esta sociedad sea un poquito mejor.
    Felices Fiestas

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias @peichita, compañera del tweet :-)
    Me gustan tus planteamientos y reflexiones así que desde aquí te comunico que http://peichita.wordpress.com/ va directo a "te recomiendo degustar" :-)
    Un abrazo
    Berta

    ResponderEliminar
  5. Mil gracias Alejandro (aefb // @vistoalreves) por tu visita y por tu comentario
    Un abrazo
    Berta

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Sergi (@bcnt02) por tu visita y comentario. Está claro que nadie va a hacer una sociedad mejor por ni para nosotros, tenemos que construirla entre todos poniendo cada uno nuestro granito de arena...
    Un abrazo
    Berta

    ResponderEliminar