miércoles, 8 de diciembre de 2010

Assange detenido, #díasintwitter y #freeAssange

Hay cosas que no se si escapan a mi capacidad de entendimiento y raciocinio, me falta información o sencillamente camino con el viento en contra... Voy a intentar exponer el origen de tanta duda y quizá así podáis ayudarme a ver la luz...

Julian Assange en detenido en Londres, con una orden de la Interpol y por unos supuestos delitos cometidos en Suecia; vaya por delante que si los delitos no son tales, tal orden y tal detención sobran...

La reacción en internet, al menos hasta dónde yo he visto, es de defensa de Assange y silencio...silencio de quienes le defienden porque han organizado un día sin Twitter, concretamente hoy, 8 de diciembre y silencio de los detractores suponiendo que los haya...y algunos como yo, siempre en medio, vamos, incordiando...

Leo tweets de quienes piden la liberación de Assange y también algún que otro post, reitero que si los delitos por los que se le ha detenido no son tales, sobra la detención y por tanto deberían liberarlo ya mismo, pero a partir de ahí, empiezo a perderme y leo el post de Enrique Dans al respecto y termino de perderme del todo:

"WikiLeaks, una página que no ha robado ninguna información, no ha hackeado ningún sistema ni saltado ninguna protección: una página que lo único que ha hecho es dar garantías de confidencialidad a quienes siguiendo sus estándares éticos o morales quisieran romper la cadena de autoridad y denunciar cosas que consideraban mal hechas, y distribuir la información obtenida entre distintos medios de comunicación."

Utilizar esta argumentación me parece muy peligroso: en primer lugar porque exime a todo periodista o persona que ejerza como tal de la responsabilidad sobre lo que publica, usted robe y deme a mí la información que yo a usted le tapo y a mí nadie puede hacerme nada... También me parece demagógico e incluso falso esto de "siguiendo sus estándares éticos y morales", si cada cual nos ponemos a seguir nuestros estándares éticos y morales sin valorar el hecho de que vivimos en sociedad y en consecuencia, existen límites naturales a nuestros derechos (límites que se marcan de manera sencilla: mis derechos terminan donde empiezan los de mi vecino, y viceversa) acabaremos viviendo en un mundo sin ley...

"En el futuro, la progresiva difusión de la tecnología determinará que la política sea TRANSPARENTE. Los políticos deberán informar a los ciudadanos de todo, con quién se reúnen, para qué, qué apoyan, qué razones tienen para votar una u otra cosa, qué presiones reciben, qué apoyos comprometen a cambio de qué… La red provoca eso: siempre hay alguien mirando, y siempre hay alguien dispuesto a contarlo, a llevarlo a WikiLeaks o a otros cien WikiLeaks que vayan apareciendo. Esto puede parecer una utopía a día de hoy, pero es ahí a donde nos dirigimos, quiera la actual generación de políticos o no. Y Assange, convertido en símbolo, va a ser una de las piezas clave en ese proceso."

Este es el párrafo con el que se cierra el post...y me ha llamado poderosamente la atención porque fulmina de un plumazo la diplomacia, porque si todo va a ser abierto, si todo va ser accesible a todos, sobran los diplomáticos...

Este planteamiento me parece un sueño infantil, el mundo es inmenso, enorme y en él habitamos seres humanos de todo tipo, condición y cultura... Vivimos en una sociedad global lo que por una parte nos enriquece a todos pero por otra complica la convivencia; nos guste o no, hay acuerdos que no puede sellarse bajo la luz pública, llevadlo a la esfera privada, a la de vuestro entorno laboral y familiar...cuantas pequeñas cosas, y otras no tan pequeñas, salen adelante con pequeños subterfugios y acuerdos... lo decía ya la sabiduría popular, que tu mano derecha no sepa lo que hace la izquierda...

Claro que con esto no quiero causar la sensación de que asumo a los políticos como mal menor y que sea lo que Dios quiera, en absoluto: a los políticos los elegimos los ciudadanos, vamos religiosamente a las urnas y decimos quien debe sentarse dónde, incluso si no vamos a votar estamos eligiendo, elegimos permitir que otros decidan por nosotros... Y claro que tiene que haber un control sobre lo que los políticos hacen...pero de ahí a que la política a todos los niveles deba desarrollarse bajo luz y taquígrafos...no lo veo.

Tampoco creo que defender una red sin censura, la libertad en internet, pase necesariamente por defender a Assange... En internet, como en la vida, la libertad tiene también límites, pero no límites marcados por según quien con según qué intereses, eso sí sería censura, sino los mismos límites naturales de nuestros derechos porque la libertad en internet no es ni más ni menos que un derecho de todos los usuarios de la red.

Cómo decía al principio, no se si me faltan datos, si estoy dejando de valorar aspectos importantes, si no he leído las argumentaciones suficientes...o simplemente en esta ocasión voy contra el viento pero, igual que no considero ético apropiarme del dinero que encuentro en una cartera tirada en la calle en la que está también la documentación de su dueño, me ofrece dudas en cuanto a la ética publicar una información que es propiedad de un tercero sin su consentimiento...

En general, no me gustan los argumentos que defienden que un mal justifica otro, en este caso que una mala gestión y mala diplomacia justifique la filtración a la prensa de información confidencial, en mi opinión una cosa mal hecha se mejora haciéndola bien, no poniendo otra cosa mal hecha encima; el que tengamos políticos que no tienen nivel profesional para ocupar los cargos que ocupan no significa que tengamos que cargarnos la política...

Los comentarios a este post, cómo a todos los demás, están abiertos, hay demasiadas cosas que no entiendo alrededor de todo este asunto y, quien sabe, quizá incluso termine cambiando de opinión...o no...

3 comentarios:

  1. No quiero entrar a valorar las opiniones de E. Dans, que al fin y al cabo es un busca-tendencias-de-moda para argumentar contra no sé sabe quién.
    En todo caso, El Pais y los demás periódicos están protegidos por el derecho de no revelar sus fuentes que asiste a todo periodista. Wikileaks, no.
    Que sea ético o no la publicación es tan subjetivo que yo huiría de esa definición.
    Es un robo de documentación secreta, pero no es un robo por parte de Wikileaks que es un mensajero, y el ataque un aviso a navegantes.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Luis por tu visita y comentario.
    No se si verlo bajo el prisma de la ética es adecuado o no pero lo que sí creo es que el derecho y obligación de un periodista a no revelar sus fuentes no puede servir de coartada para publicar lo que sea sin asumir ningún tipo de responsabilidad sobre ello, no se si lo que marca la diferencia es la ética, la legalidad...o qué pero algo debería haber...

    ResponderEliminar
  3. Das en el clavo. Es la responsabilidad lo que marca la diferencia. No revelar las fuentes no es un ningún caso sinónimo de impunidad. Claro que se les puede perseguir, y por eso debe haber empresas o entidades jurídicas detrás de este tipo de publicaciones: para que alguien pueda ser imputado.

    ResponderEliminar