viernes, 19 de noviembre de 2010

Vida laboral, vida personal... 1.0, 2.0 ...conciliando, dicen...

Veamos...dicen que tenemos que conciliar vida laboral y vida personal, eso son dos vidas.

Hablan también, en lenguaje no se si de internet o sólo de redes sociales, pero el caso es que dicen que una vida es el 1.0 y otra el 2.0 o, dicho en lenguaje coloquial, la vida (1.0) y "eso para lo que yo no tengo tiempo" (2.0), esto son otras dos vidas...

Ya van cuatro vidas...para que luego digan de los gatos...

Luego estás tú, que eres sobre todo madre/padre y espos@...pero también hij@, niet@, herman@, cuañad@, nuera/yerno, sobrin@, prim@, amig@ ...

Ahí van lo menos 6 u 8 roles, según el caso de cada cual.

 Imagen de la Galería de Luxamart en Flickr


Y, como no debes olvidar que eres UNA persona, ahora concilia...si tienes lo que hay que tener...

No se qué pensareis vosotros, pero yo creo que esto es crear una sociedad de esquizofrénicos y de seres planos:

están los locos que corren tratando de ser en cada momento lo que toca, intentando no equivocar el rol, no mezclar los momentos, dar a cada uno lo suyo llegando a todo...y luego vendrán los llantos porque entre tantos roles y tantas vidas uno acaba por perderse a sí mismo...

y están los que eligen...los que deciden renunciar a roles y a vidas porque es el único camino que ven para no tener la sensación de no llegar a todo, de no controlar sus vidas, o porque tienen muy claro que quieren llegar muy lejos en una vida y dejan la otra bajo la alfombra, o porque temen no ser lo suficientemente buenos en una vida y se quedan sólo con la que dominan, o porque se sienten muy cómodos en un rol y no quieren probar más...y, en mi opinión, con cada vida y cada rol que obvian, obvian también una parte de sí mismos.

Y aunque pueda parecer filosofía, más bien al contrario, es puro realismo:

Primera obviedad: Tocamos a una vida por persona, así sin más...más corta o más larga pero sólo una, en esto no hay segunda vuelta

Segunda obviedad: Soy, eres, es una persona, no un ciento ni media...eso de la media naranja es una idiotez más de alguna mente poética; eres una persona, un ser completo e imperfecto, dibujado a mano alzada por la naturaleza y hecho a trazos por la vida, pero tan lleno de errores como de habilidades y capacidades.

Tercera obviedad: una vida son X años, un año 365 días, un día 24 horas, una hora 60 minutos, un minuto... en definitiva, el tiempo es el que es, ni mucho ni poco, ni largo ni corto, es sólo tiempo y lo que importa no es cuánto dura o deja de durar sino lo que haces con él.

Y partiendo de estas tres premisas, cada cual más obvia que la anterior, ¿qué hacemos? conciliar, dicen, para llegar a todo...permitidme que discrepe:

Soy madre las 24 horas del día, soy empleada de la empresa en que trabajo el tiempo de mi jornada laboral e igualmente fuera de ese tiempo estipulado... ¿o acaso ser es ejercer? no, ser se es siempre, ejercer se ejerce cuando toca...

Soy la misma cuando entro en Twitter que cuando entro en la oficina o en casa...no me transformo cual superman de cabina, soy siempre yo aunque, evidentemente, uno no se comporta igual en todo momento ni en todo lugar, no te vistes igual para ir a una cena de gala que para ir al Burguer King, pero no por ello dejas de ser tú.

Las personas somos complejas y esa complejidad es lo que nos permite abordar múltiples facetas en nuestra vida, a mayores facetas abordadas, ya sea con mayor o menor éxito, mayor es nuestro campo de visión y por tanto mayor es nuestro aprendizaje y crecimiento personal...nos hacemos más grandes, más capaces...

Pero para eso hay que evitar compartimentarse, no podemos llenar nuestra mente de cajas y archivarlo todo por orden alfabético porque no somos máquinas porque, si te apasiona la vida, no puedes evitar que todo se mezcle, pensar en tu hijo cuando estás en el trabajo o en el trabajo cuando estás en casa o... No hay un lugar para cada cosa aunque cada cosa tenga su lugar; todas las facetas de tu vida, tus roles, se entrelazan de forma natural, si les dejas...

Si me gusta poco compartimentar menos me gusta especializar... El gran profesional que es sólo eso, un gran profesional, la madre abnegada que es sólo eso, una madre abnegada... Todos tenemos enormes capacidades y habilidades, sólo tenemos que dejarlas fluir y ellas nos llevarán, de forma natural, a nuestra propia especialización...

Esto me parece especialmente importante en los niños, hay que educar y enseñar, sí pero eso no debe ser sinónimo de aleccionar, teledirigir, encasillar y etiquetar... No es que en los adultos no sea importante...pero los adultos somos ya hijos de nuestros propios errores y a veces las obligaciones mandan...lo cual no es excusa para hacer algunos cambios de rumbo, matizar donde proceda o incluso pegarle un petardo a tu vida llegado el caso y empezarla de nuevo ....

Escribía Melchor Miralles en su blog, en el artículo "Galicia con Taboas" lo siguiente:

"aquel ciudadano que se niegue a ser contemporáneo, en cualquier actividad de la vida, tiene un horizonte oscuro"

Ser contemporáneo es vivir tu tiempo, no el pasado, que es dónde están quienes no tienen tiempo para entender el mundo en que viven, las nuevas realidades que los rodean y que mantienen sus vidas bajo patrones ya caducados; ni el futuro, que es donde están los superexpertos hiperespecializados con el riesgo de haber equivocado sus hipótesis y habitar un lugar que no sólo no existe sino que no existirá jamás.

Ser contemporáneo es ser como los niños, esponjas: observar, escuchar, entender, aprender...y luego imaginar y crear... así se vive el presente con lo aprendido en el pasado y dibujando el futuro.

3 comentarios:

  1. Silvia, me alegra que te hayas dejado caer por aquí...y te agradezco el comentario!
    La verdad es que me da la sensación que esto de la "conciliación" lo entendemos más nosotras que ellos...o más que entenderlo quizá es que lo sufrimos más...
    un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Bueno Berta chapó!!!! cuando se darán cuenta las empresas que si en España se trabajaran menos horas con horarios más flexibles seríamos más productivos, por que no animamos a los directivos de las empresas a que vean MADRILEÑOS ó ESPAÑOLES POR EL MUNDO,bueno quiero decir por los paises CEE
    Bego Ramírez

    ResponderEliminar