jueves, 25 de noviembre de 2010

Igualdad y Violencia "de género"

Empezaré por reconocer que éste es uno de los artículos que me ha resultado más difícil escribir, por lo delicado del tema, lo políticamente incorrecto de mi opinión y también por el temor a que se me mal-entienda o malinterprete... pero al menos no me pondré yo misma el cartel de cobarde y allá voy:

Hoy, 25 de noviembre, es el Día internacional contra la Violencia de Género y yo me sumo  a  él porque uno no puede negarse a aportar su granito de arena en defensa del que sufre...pero no por ello dejo de pensar que es un día, cuando menos, a medio hacer: 

Empezaré por el principio, que suele ser siempre lo más conveniente: ¿por qué existe este día? esto se explica con datos y aquí están, en el informe mensual publicado por el Ministerio, antes de Igualdad, ahora de Sanidad, Política Social e Igualdad: Informe Septiembre (último informe publicado con fecha de octubre y datos de septiembre):

Existe el día internacional contra la violencia de género porque, desde 2003 (no dispongo de datos anteriores) mueren entre 76 y 55 mujeres al año a manos de sus parejas.

Existe el día internacional contra la violencia de género porque, independientemente del dato que en este punto sí es inexacto ya que no todas las mujeres maltratadas denuncian a sus parejas y, nos guste o no, existen también denuncias falsas, hay mujeres para las que estar en su casa es sencillamente un infierno del que no pueden huir pues si lo hacen, el mismo infierno las persigue.

Hasta aquí está claro, y en base a esto yo misma en alguna ocasión he defendido la necesidad de dar luz a este tema y me ha parecido incluso bien esto del día internacional pero...honestamente, ya no.
Creo que la institunacionalización de este día y el abrazo al mismo que han hecho los grupos feministas en particular y todas las fuerzas políticas en general, han llevado a la generación de un status quo injusto e inservible: la mujer es a priori siempre inocente y víctima lo cual hace por deducción directa al hombre siempre culpable y agresor...hasta que se demuestre lo contrario...esto es incluso anticonstitucional. Pero es que además esto no sirve a las mujeres maltratadas, porque ellas sí son de hecho las víctimas y, por mucho apoyo social y político que reciban, siguen viviendo bajo amenaza de muerte y lo último que sienten es que sean las vencedoras en esta guerra.

La violencia es violencia, sin ningún tipo de calificativo ni agravante y atenuante, es lo que es: el abuso de uno sobre otro. Aún puestos a asumir la acepción generalmente aceptada de "violencia de género" me pregunto como encajan los hijos en esto, sería más correcto hablar de violencia familiar, pues no se trata de un calificativo sino únicamente de especificar el entorno en que se produce... pero nos encontraríamos con dos problemas, uno en el que no voy a entrar hoy: qué es y qué no es una familia, pues hay diferentes conceptos de familia, unos más restrictivos que otros, y el segundo escollo, si es violencia familiar no va sólo en un sentido sino que puede ir en cualquiera de los dos, o incluso en los dos.

Es evidente que cuando se trata de maltrato físico los datos son aplastantes...y es pura lógica...no somos tan iguales al fin y al cabo y por lo general la fuerza física de un hombre supera con mucho a la de una mujer. Pero ¿y si hablamos de maltrato psicológico? Me encantaría tener datos pero no me molesto ni en buscarlos porque sencillamente no me los creo, un hombre no denuncia a una mujer que lo maltrata...seguimos viviendo bajo los parámetros de una sociedad machista, tanto si nos gusta como si no. Hay cosas que quedan en la intimidad del hogar pero otras que con el paso del tiempo salen a la luz, y suelen "brillar" con luz propia los casos de hombres y mujeres que han destrozado y destrozan la vida de sus hijos sin ponerles la mano encima. Pero si lo hace el hombre es más grave que si lo hace la mujer...porque en un caso es violencia de género, en el otro no.

No creo en la discriminación positiva, me parece injusto que exista una ley que estipule que si un una mujer denuncia a un hombre por agresión el delito es más grave que si es un hombre quien denuncia a una mujer por los mismos hechos...Y no sólo injusto, también peligroso porque habrá quien quiera hacer de esa "ventaja competitiva" que nos da la ley su as en la manga en la vida.

Creo que nos equivocamos en esto como en tantas cosas y creo también que la base del error está precisamente en el rollo de la igualdad (no deja de ser curiosa la existencia de la discriminación positiva en la era de la igualdad...):

No creo que hombres y mujeres seamos iguales, ni física (asumo que este punto no es discutible) ni emocionalmente: creo que hemos pasado de una sociedad que discriminaba a la mujer frente al hombre, a una sociedad que pretende cortarnos con la misma tijera: nosotras nos ponemos traje de chaqueta y nos convertimos en ejecutivas agresivas reduciendo nuestro rol clásico de amas de casa mientras ellos ven cómo ingeniárselas para mantener su status quo social y laboral y reforzar el rol de ama de casa que se ha quedado cojo con la salida de la mujer, dicen que así se equilibra la situación...y desde un punto de vista de hechos puros así parece...

Pero la verdad es que nos estamos perdiendo, tanto los hombres como las mujeres: las mujeres porque nos lanzamos a por nuestro nuevo rol siguendo el patrón existente que era el masculino, renunciando a nuestro propio código genético, hemos ido a lo fácil, copiar / pegar...en lugar de construir nuestro propio rol. Los hombres porque van a contrapié, porque ellos no buscan un cambio de rol, les ha caído encima como una losa y lo que hacen es intentar asumir su parte imitando a las mujeres en el hogar, recurren también al copiar / pegar en lugar de construir su propio rol en el hogar.

Si tan iguales somos los hombres y las mujeres acabará por ser cierto eso de que sobramos algunos...no somos iguales, somos por naturaleza complementarios... como mujer, cada día estoy más convencida de que las mujeres estamos tergiversando nuestro propio ser al confundir nuestra independencia y libertad con una pseudomotamorfosis en hombre...

En definitiva, vaya desde aquí todo mi apoyo a las mujeres que viven bajo la coacción y amenaza de sus maridos, a los hijos que crecen a golpes físicos y psicológicos ... hoy es el día en que todos nos acordamos de ellas y ellos...

Pero vaya también mi apoyo para aquellos hombres que viven subyugados por el maltrato psicológico en el hogar, para aquellos hijos que crecen adoctriandos y coaccionados por manos de hierro ... hoy no es su día, pero muchos nos acordamos también de ellos.

3 comentarios:

  1. Excelente comentario. Por mi parte solamente comentar que nuestro pais ha sido muy machista hasta hace muy pocos años, perdurando todavía algunos sintomas sobre todo entre las personas de mayor edad. Tambien algunos casos ocurren por venganza, despues de una denuncia falsa. Y para terminar reflejar que una cantidad elevada de victimas son inmigrantes.
    La violencia llamada de genero es una lacra que debemos erradicar quizas con otro tipo de medidas, con las estadisticas en la mano el antiguo ministerio de igualdad en este tema ha fracasado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Excelente artículo, pero ¿se quiere erradicar realmente la violencia doméstica?. Considero que se están dando palos de ciego, y no me creo que seamos tan inútiles para pensar que lo que estamos haciendo es lo correcto, que es todo lo que podemos hacer.

    Falta educación, no un ministerio de la igualdad, si no una concepción de la igualdad de verdad, que todas las instituciones, públicas y privadas, hablen el mismo idioma, que los hombres y las mujeres tengan los mismos derechos efectivos, y que estos valores se inculquen desde la infancia.

    Mientras no nos creamos nosotros mismos que somos iguales, seguiremos asistiendo al mismo espectáculo deplorable una y otra vez.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Helio y Dominguetor por vuestra visita y vuestros comentarios...

    Esencialmente coincidimos los tres: la violencia familiar es una lacra pero el enfoque del asunto y las medidas tomadas ya y las propuestas a futuro no parecen el camino adecuado para lograrlo...

    Y en cuanto a la educación...básico y fundamental...hay asuntos que son culturales, los llevamos casi impresos en el ADN por la fuerza de la educación y la costumbre, si nos limitamos a podar el árbol en lugar de tratar sus males desde la raíz nunca tendremosun árbol sano...

    ResponderEliminar