martes, 16 de noviembre de 2010

España no es Grecia, ni Portugal... ni Alemania, caray

Hoy he visto en Twitter diversos comentarios alrededor de este punto: España no es Grecia, ni Irlanda, ni Portugal... No lo somos, ahora analizamos este punto pero... tampoco somos Alemania, ni tan siquiera Francia aún con todas sus huelgas y cambios de gobierno... Digo yo que si en lo personal funciona eso de mirar al que va delante de tí, observar qué hace mejor que tú para estar donde está y aprender...lo mismo sería aplicable a las economías nacionales ¿no?

Por partes, aún sin ánimo de diseccionar demasiado: España es España y no otro país sí...pero hace meses que escuché el término PIGS (Portugal, Italia, Grecia y España) y estos cuatro países no serán iguales, no lo son de hecho, pero sí tienen cosas en común y una de esas cosas es que sus economías son las que presentan un estado más crítico entre las de la antigua Unión Europea. Y esto, más allá del dudoso gusto de los ingleses para poner motes, no deja de ser una realidad que vemos en la prensa cada día: Grecia rescatada por la UE, Irlanda bajo seria sospecha, Portugal que no descarta necesitar ayuda...

Y a todo esto el Sr Campa, Secretario de Estado de Economía, nos dice que no somos Grecia, ni Irlanda ni lo seremos nunca... pero personalmente prefiero el análisis que hacen en Expansión bajo similar titular al que llegué en Twitter a través de @beaelias ... artículo que además tiene un previo: por qué Irlanda no es Grecia...pero los mercados podrían dejarse llevar por el pánico...

Mi conclusión es que no es que no seamos Grecia o Irlanda o Portugal ... sino que la Unión Europea no se puede permitir que lo seamos y no nos lo va a permitir: sin leer una sola línea del artículo de Expansión, sólo viendo la imagen con la que presentan el artículo, se entiende por qué: en este caso el tamaño importa, España no es Grecia ni Irlanda, nuestra economía tiene en Europa un mayor peso ponderado que las otras dos por una mera cuestión de tamaño...y la analogía es sencilla, es como una gran empresa, se puede permitir perder uno dos y hasta tres clientes pequeños...pero como pierdas uno gordo...llegan las rebajas...

En cualquier caso, que la Unión Europea no vaya a dejarnos caer no debe ser motivo de regocijo ni de excesos de confianza...no van a dejarnos caer pero no vamos a irnos de rositas, no soy una experta en materias económicas pero trabajo en el área comercial de una multinacional y mi sensación día tras día es que seguimos en crisis por mucho brote verde o amarillo que quiten o pongan, no veo recuperación por ninguna parte; esto se traduce en un no-crecimiento o crecimiento insuficiente de la economía y si a ello le sumamos los necesarios recortes para no seguir incrementando la deuda el resultado de la operación es más bien feo...

No seremos iguales que Grecia o Irlanda por muy PIGS que sean nuestras economías, no...pero cosas en común tenemos y cuando las barbas de tu vecino veas pelar...

1 comentario:

  1. Estoy totalmente de acuerdo que no vamos a irnos de rositas, las malas gestiones las pagaremos nosotros nuestros hijos y nuestros nietos.
    Y si al final, tambien nos tienen que rescatar, mejor no pensarlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar