domingo, 28 de noviembre de 2010

Debate sobre Educación en La Noria

De un tiempo a esta parte suelo ser más de los que tienen la tele apagada y se dedican a ver y leer lo que les da la gana y no lo que a otros les da la gana de programar, vamos, que mi tele, a través del ordenador, la programo yo...pero a veces vas y la enciendes...y si no estás en tu casa sino en casa de tu madre estaría bueno que te permitieras apagarla... 

Y en estas andaba yo cuando mi madre se fue a la cama y dejó anoche la tele encendida... T5 ... La Noria, yo en el sofá con la mantita y el portátil códomamente colocado en una bandejita...y van a hablar de educación...venga va, lo veo...

Y lo que vi fue el mayor ejercicio de manipulación, desfachatez y cara dura que había visto jamás...que ya es decir:

En primer lugar, resultaba cuando menos curioso que para hablar de educación tuviéramos de contertulios a más de un solemne maleducado.

En segundo lugar, el enfoque del debate era tramposo desde su mismo planteamiento: ¿son los padres los responsables de la educación de los hijos? (no recuerdo si la pregunta se formuló exactamente así y no logro encontrarla en la web de telecinco pero la idea era esa). Así a bote pronto ¿quien responde que no? obviamente como madre soy la responsable de la educación de mi hijo pero esa responsabilidad ¿anula cualquier otra?

Nadie, ni aún quien quisiera hacerlo, puede mantener a su hijo al margen del mundo en que vive; un niño según va creciendo recibe información directa, indirecta, subliminal...de todo tipo de diferentes fuentes y, los padres son responsables de ayudarle a manejarla, de darle las herramientas y valores para que, según su propio criterio, se haga su composición de lugar y tome sus decisiones...pero...

Señores, los padres no somos omnipresentes, omniscientes, telépatas...ni tenemos bolas de cristal, ni somos ajenos al error... 

Y cuántas más cosas feas alimentamos en el mundo en que vivimos más dificultamos la labor de los padres...

Y cuánto peor es el sistema educativo más dificultamos la labor de los padres,.

Y cuánto peor y más zafia es la televisión más dificultamos la labor de los padres...en definitiva, cuánto más zafia, burda, insulsa e inculta es la sociedad en que vivimos más difícil resulta educar gente con dos dedos de frente que no se contagie de tanta mediocridad.

Conclusión, la responsabilidad principal es de los padres, SI ... que eso no debe hacernos olvidar las responsabilidades colaterales, también.

Y en tercer lugar llegó Maria Antonia Iglesias a poner la guinda al pastel y a obligarme a escribir este post porque lo que dijo es insultante y denigrante para la mujer, no políticamente incorrecto como definió ella su argumento: lo que dijo, para reforzar su argumento respecto a que los responsables son sólo y siempre los padres, fue lo siguiente (la parafraseo, por eso no entrecomillo): las madres prefieren irse al trabajo antes que quedarse en casa y asumir su papel de madres porque éste les resulta incómodo.

Y escuchado esto me quedo con ganas de hacerle varias preguntas a esa señora:

Primero: ¿es usted consciente que según su afirmación son sólo las mujeres las responsables de la educación de los hijos?

Segundo: ¿qué sentido tienen entonces las escasas pero existentes políticas de conciliación de vida familiar y laboral? (reducciones de jornada, excedencias...) ¿la ley de Igualdad que las contempla era sólo propagandística?

Tercero: ¿cómo explica la renuncia al desarrollo profesional que hacemos las mujeres tras la maternidad? ¿cómo explica que paguemos ese peaje a cambio de un papel de madres que nos incomoda y por tanto entiendo que, según usted, no nos satisface?

Los padres somos los responsables de la educación de nuestros hijos en el entorno en que vivimos pero no somos los responsables del entorno ni de las pifias que políticos de todo color han ido haciendo en el sistema educativo.

Las madres tenemos la necesidad de trabajar para cubrir las necesidades esenciales de nuestros hijos (darles un techo, un plato de comida, ropa...) 

Las madres tenemos la necesidad de trabajar por nuestro propio desarrollo personal, en beneficio final de nuestros hijos pues cuanto más en el mundo estemos mayor será nuestra capacidad de aconsejarles y ayudarles.

Los padres tienen la necesidad de cambiar su rol para, igual que las madres aportamos luz ahora donde antes sólo la aportaban ellos, reforzar el hogar del que antes eran meros huéspedes.

Un tema tan serio como este merece un debate serio, bien llevado, con gente que aporte algo más que debate zafio y vacío de contenido, algo más que politiqueo cutre y repetido, y algo más también que un final manipulado y tergiversado como el que le dio Jordi González: el 88% de quienes votaron a través de nuestra página web piensa que los responsables son los padres, giro de cuello como apostillando sin hablar "Maria Antonia gana".

La educación de cada generación marca inexorablemente el futuro de la siguiente...sigamos jugando con esto y veréis que mundo tendremos de aquí a 25 años... Largo me lo fiáis diría Don Juan Tenorio...pero hoy el tiempo corre más que entonces y a la vez es infinitamente más largo...para dentro de 25 años no estaremos ni jubilados...

5 comentarios:

  1. Fíjate si me fui a dormir indignada, que soñé con ella, la veía de pié junto a sus compañeros y era tan pequeña, tan pequeña que su cabeza no llegaba ni al borde de la mesa.

    Como siempre, gracias por materializar en palabras, tan sensatas ideas.

    ResponderEliminar
  2. No puedo opinar por que no lo vi.
    Pero como citas a Mª Antonia Iglesias, que la vi en algun programa hace tiempo, quiero resaltar que la ultima vez me juré firmemente, que de verla en algun canal, lo cambiaría automaticamente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu visita y comentario Silvia... genial tu metáfora, es un ser realmente pequeño...
    Un abrazo
    Berta

    ResponderEliminar
  4. Créeme Helio que tu opción es la más sabia...
    Un abrazo
    Berta

    ResponderEliminar
  5. Yo ya ni veo apenas Telecinco. Solo los informativos y si echan alguna pelicula decente.

    He acabado aborreciendo los programas del corazon (llegando al punto de discutir con amigos mios sobre el tema) y cada vez que veo algun programa de telecinco como La Noria, Salvame y otros de la misma calaña trato de cambiar de canal (aunque no sea en mi casa).

    Parece mentira que la gente no haga nada ante la cantidad de barbaridades, despropositos y cosas absurdas (modo Humor OFF) que salen en esa cadena....

    Gracias por este post.

    ResponderEliminar