miércoles, 15 de septiembre de 2010

Nuevas formas de relacionarnos...

Hoy es uno de esos días en los que tienes varias ideas, a las que no logras dar forma, pajareando por tu cabeza...veamos si soy capaz de escribir algo coherente al respecto o este post se convierte en un ensayo propio de alguien que está como para que lo encierren en algún sitio...

Veréis...ayer fue un día revelador:

Por la mañana estuvo visitando el departamento comercial en el que trabajo el nuevo Director de Recursos Humanos, le acompañaba haciendo las pertinentes presentaciones el Director Regional...y cuando me presentó a mi resumió mi trayectoria en la compañía y terminó la presentación diciendo "y tiene un blog". No me sorprendió oir hablar de mi blog porque hace ya unos días que alguna compañera lo ha descubierto y le ha hecho un poco de promoción, pero me impactó verlo mezclado en una presentación puramente profesional. 


La tarde tuvo también lo suyo, un pequeño pero interesante grupo de twitteros nos reunimos en Madrid para pasar un buen rato de charla y una de las cosas que se oyó, aludiendo tanto a nuestra presencia en Twitter como a los blogs fue "estamos muy expuestos" (para más señas diré que la autora de la frase es @fmlopez48 y quienes la aceptamos sin rechistar ni por un momento fuimos @jjimenez @dominguetor @gasolinero @jose_olaya @marisaroa y yo misma).

Así las cosas me levanté esta mañana pensando que menudo lío...entré en Twitter sin ningún propósito particular, sólo pretendía entender a qué se refería @melchormiralles cuando decía aquello de "sígueme en twitter"...luego vino el blog...porque con tanta tertulia nocturna en 140 caracteres me apetecía desarrollar un poco más algunas ideas...todo muy personal y nada profesional ni mucho menos laboral...luego descubrí algunos twitters interesantes profesionalmente...y no se muy bien como a día de hoy todo parece mezclarse. 

Esta mañana entendí aquello que circuló por internet hace un tiempo acerca de suicidar tu perfil en facebook... Claro que en mi caso, después de haber defendido, me atrevería a decir que ardientemente, la imposibilidad de vivir parcelados y lo absurdo de hablar de conciliar vida laboral y vida personal como si se tratase de dos señoras mal avenidas, lo que resulta realmente absurdo es el descoloque mental que me produjo ver mi faceta personal y profesional relacionarse libremente entre ellas...

Es curioso...cuando empezaron a ponerse de moda los chats (antes de facebook, twitter o redes sociales en general) te decían aquello de ¡cuidado! ¡no sabes con quien estás hablando! ... ahora la cosa ha cambiado, sería más o menos así ¡cuidado! ¡no sabes quien te está leyendo!. 

Aquel consejo que daban los expertos en recursos humanos que venía a decir que revisaras tu CV para cada puesto al que lo presentaras e incluso lo adaptases destacando lo que más se acercara a lo buscado en cada oferta, ha caducado; ahora el CV es sólo un papel (digital más que de celulosa...) que recoge tus estudios y experiencia profesional pero si tienes blog o twitter o facebook o linkedin o cualquier actividad que haga que tengas un mínimo de relevancia, forma parte también de tu curriculum personal... todo ello compone tu imagen, tu perfil; y es ese perfil el que es valorado por posibles contratadores, clientes, compañeros, proveedores, amigos... 

Esto es casi tanto como decir que cada uno somos una marca o al menos tenemos una imagen de marca y la gestionamos según nos parece:

-hay quien hace una gestión muy tradicional de su marca (de su perfil): nula presencia en la red, el curriculum en infojobs, las ofertas del periódico del domingo, los proveedores en las páginas amarillas y los clientes en las bases de datos de axesor, einforma, duns...

-hay otro grupo que mantiene esa gestión tradicional de su marca pero con cierta presencia en el universo virtual, contando con que esa actividad en la red es algo colateral y marginal a sí mismos a la hora de buscar un trabajo, un cliente o un proveedor y a la hora de relacionarse con sus jefes, empleados, compañeros...

-luego están los que hace ya tiempo que descubrieron que son una marca y decidieron convertirse en los comunity manager de su marca personal...son conscientes de la importancia de su presencia y actividad en la red para sus propósitos profesionales e incluso personales y mantienen unas nutridas redes de contactos...algunos son gurús y otros...mucho más inteligentes que los gurús...(porque, para los todavía más inexpertos que yo en estas lides, los gurús no existen...aunque ellos no lo saben...)

-y luego estamos los que no sabemos por donde nos da el aire pero al menos hemos descubierto que soplar, sopla...somos los que hemos empezado a montar el juguete sin leer el libro de instrucciones porque no sabemos si existe...y si existiera seguro que, como cualquier libro de instrucciones, sería un rollo... Total, que de la que vamos probando vamos descubriendo cosas y tratando de entenderlas y asimilarlas para seguir jugando con estas nuevas piezas del mecano.

Llegados a este punto, y puesto que no pienso suicidarme virtualmente, si algo tengo claro es que la coherencia y la honestidad son piezas claves de esta nueva forma de relacionarse tanto personal como profesionalmente; y es que si algo tienen en común nuestro perfil de facebook, nuestro twitter, el blog, nuestro CV, nuestro trabajo....es la persona: cuando uno ve las diferentes manifestaciones de una persona a través de todas estas herramientas, y también en su entorno laboral y personal diario, se forma una imagen de esa persona...puede ser una imagen más o menos acertada porque las percepciones son siempre subjetivas y lo que uno valora especialmente a otro le pasa desapercibido...pero lo que no puede uno permitirse es la incoherencia o la contradicción porque eso nos lleva directos a generar desconfianza...y la desconfianza es un terreno demasiado pantanoso para construir nada sobre él...

Y en estas estoy....que del convencimiento de que no somos terrenos parcelados, de que hablar de conciliar vida personal y laboral es una aberración, que de lo que se trata es de integrar las diferentes capas y facetas de nuestra vida y permitir que se relacionen de manera natural...he pasado a ver como integro twitter con el blog, facebook, a ver linkedin como va y cómo encaja todo ello con mi imagen profesional y personal....y hasta  a ser propuesta para aparecer en la revista de la empresa en la sección "gente singular", con lo normalita que era yo antes de descubrir Twitter...

Lo dicho, que no se si estoy como para que me encierren o sólo necesito descansar...

2 comentarios:

  1. ¡Hola Berta!

    He encontrado tu blog buscando sobre mi URL en Google y me ha sorprendido que hayas enlazado mi blog sin que haya tenido constancia de un comentario tuyo en él.

    Gracias por considerarlo entre los que recomiendas.

    Me ha gustado este post tuyo de hoy. Y estoy de acuerdo contigo en que "la coherencia y la honestidad son piezas clave de esta nueva forma de relacionarse".

    Yo al menos me expreso y actuo en el "ciberespacio" como lo hago en mi entorno habitual.

    Me quedo con tu blog para visitarte más veces ahora que te he conocido.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Esa marca personal, se conoce como Identidad Digital o Identidad 2.0 y cada vez es más importante y por tanto necesario que cada uno sepamos gestionar la nuestra propia.

    ResponderEliminar