miércoles, 4 de agosto de 2010

CONTROLADORES AEREOS Y LA PICARESCA ESPAÑOLA

Hace ya unos días que estoy de vacaciones...eso supone disfrutar del repaso del periódico de cada domingo a diario...y no dejo de alucinar con el lío que nos traemos con los controladores aéreos... No voy a explicar aquí la problemática en sí ni las posturas contrapuestas de controladores y gobierno, ni mucho menos los posicionamientos políticos y periodísticos...sólo quiero compartir con vosotros las reflexiones y preguntas que me hago y por más vueltas que le doy al periódico y al telediario no logro responder:

Según dicen, los elevados salarios de los controladores se deben a la cantidad de horas extras que han venido realizando para suplir la falta de personal: ¿nadie va a exigir a AENA que explique su gestión cortoplacista de los últimos años optando por pagar horas extras a los controladores en activo en lugar de sacar nuevas plazas? ha debido ser algo así como la gestión del pícaro...solucina comer hoy, mañana ya será otro día...

Veo que los controladores no se han quejado cuando han tenido su trabajo asegurado con su buen sueldo y la opción de hacer horas para incrementarlo todavía más y ajustar además así sus días libres a su conveniencia; ahora se quejan...y no dejo de pensar que las quejas están más en el asunto del parné por una parte y por el mayor control y restricción de su gestión de sus horas de trabajo y horas libres. También ellos han vivido como pícaros...a su aire. Bienvenidos al mundo laboral real, en el que el trabajador acuerda con la empresa sus vacaciones y su necesidad de tomarse un día u horas de asuntos propios y no lo decide unilateralmente, donde uno hace las horas que le corresponden y unas cuantas más sin decir esta boca es mía porque eso que AENA llama "continuidad del servicio" en el mundo laboral real se llama continuidad del contrato laboral o renovación del mismo...

Ahora bien, ¿nos quedamos en eso? ¿en qué malos son los controladores que ganan mucho dinero y quieren trabajar poco? no creo que debamos... creo que debemos preguntarnos qué ha hecho AENA año tras año para que por una parte parezca que tenemos un número insuficiente de controladores que ganan demasiado y por otra lo suficientemente descontentos para que la huelga nos ronde...y no es la primera vez. También debemos preguntarnos qué han hecho los diferentes ministros de fomento que hemos tenido, de diferentes partidos dicho sea de paso, también año tras año.

Sinceramente creo que tras el asunto de los controladores subyace un problema bien claro: mala, malísima gestión...es el mal endémico de la cosa pública en España, claro que no debemos sorprendernos: mientras lo público no sea de nadie y la carrera política esté llena de tipos mediocres no podemos aspirar a nada mejor...


Hemos llevado la picaresca al poder: tipos que para llegar a donde han llegado siendo tan mediocres deben ser cuando menos algo pícaros o listillos y cuando ocupan el poder, importa poco si es en el gobierno central o en un ayuntamiento, gobiernan en base a sus propios intereses con el objetivo de permanecer en el poder cuanto más mejor y, obviamente, salir de pobres...legalmente en algunos casos, rozando la ilegalidad en otros, de forma ética y moral más que discutible y de forma claramente ilegal en algunos más...


Soy muy crítica con la clase política, seguramente también injusta porque cuando uno generaliza siempre se equivoca...pero lo soy porque creo que nuestra situación sería bien distinta si los políticos lo fueran: si hubiese tipos brillantes entre los políticos que tuviesen claro que su labor es gestionar la cosa pública como si fuese propia....si la gestión no fuese  tan pícara......claro que a lo mejor en ese caso España no sería España...

No hay comentarios:

Publicar un comentario