domingo, 25 de julio de 2010

Víctimas del Terrorismo...

En elmundo.es de hoy domingo, edición en papel (de lunes a sábado periódico 2.0...pero los domingos el papel...es un clásico) se puede leer un reportaje sobre Ingrid Betancourt, una más de las muchas víctimas que, ya sea vía secuestro o asesinato, han sufrido en sus carnes la certeza de algunas mentes mal formadas de que cualquier cosa vale para defender su causa; una causa que por cierto suele ser, en el fondo, su libertad a costa de la de otros.

Pero este reportaje sobre Ingrid me ha hecho pensar....veréis, Ingrid ha solicitado suculentas indemnizaciones a los gobiernos colombiano y francés como resarcimiento por sus seis años de confinamiento en las selvas guerrilleras, y esto le ha granjeado algunas antipatías...probablemente de los mismos que la jaleaban tras su liberación, tras convertirla en un icono durante su tiempo de silencio bajo el yugo de las farc. Pero al final la realidad se impone y sólo los muertos resisten el análisis profundo y estricto...los muertos son los únicos que no tienen la capacidad de decepcionarnos, analizada su vida es lo que hay...no surgen nuevos datos... 

Esta polémica generada alrededor de Ingrid Betancourt me ha recordado a la que surgió aquí alrededor de las víctimas del terrorismo, especialmente etarra pero también islamista tras el atentado del 11m; y una vez más llego a la misma conclusión: con la misma claridad que pienso que una sociedad que no protege y resarce, en la medida de lo posible, a las víctimas es una sociedad podrida pienso que una sociedad que deja el timón de su destino en manos de los damnificados es una sociedad herida...

Somos humanos y por fuertes que podamos ser somos imperfectos...las víctimas del terrorimo no son sólo los muertos ni los secuestrados, lo son también sus familias...pedía Ingrid Betancourt taitantos millones pero ¿y sus hijos? ¿y su entonces marido? ¿y toda su familia? ella fue la que más perdió, sin duda ¡seis años de su vida...y de la de sus hijos! pero la gente que pensó y luchó por ella cada día de su cautiverio también es víctima del terrorismo. No basta con respetar a las víctimas, hay que darles un lugar de honor en  nuestra sociedad, no ocultarlas bajo la alfombra ni acallarlas para bien o para mal con un puñado de euros. Pero las víctimas no deben regir los destinos del país en cuanto a lo que a política antiterrorista se refiere... Esto se entiene bien con una metáfora:

Imaginaos que sois padres y tenéis pongamos que 10 hijos: en un atentado terrorista mueren dos...¿darías la vida de otros dos de tus hijos y pondrías en riesgo la de tus nietos y biznietos a cambio de hacer, según tu criterio, justicia a tus dos hijos muertos? en cambio...¿aceptarías esa justicia innegocible si los nuevos muertos fueran los hijos del vecino? es lícito y humano responder afirmativamente...pero no debe ser el camino a seguir por una sociedad...

Papá estado debe velar por todos los ciudadanos y tiene que mantener un equilibrio difícil, justicia a las víctimas y resarcirlas en la medida de lo posible y hacer lo imposible para que no haya nuevas víctimas. Equilibrio difícil en sí mismo e imposible si la posición adoptada se sitúa en un extremo de la cuerda.

No quiero con esto hacer apología de las negociaciones con ETA, personalmente pienso que lo que ha hecho y parece seguir haciendo Zapatero a este respecto es lamentable; como también considero lamentable la actitud de Rajoy (extrapolando a sus respectivos partidos esta visión): creo que, nos guste o no, llegará un momento en el que habrá que sentarse a negociar el fin de ETA porque matar es muy fácil y no podemos ni queremos vivir eternamente con la espada de Damocles sobre nuestras cabezas "ETA está muy debilitada...estamos acabando con ETA...." son titulares habituales pero es que con que haya uno, ni que sea tonto y despistado, que pueda empuñar un arma alguien puede morir...morir por nada...

Ahora bien negociación ¿así, sin más? bajo ningún concepto: la negociación debe producirse bajo dos condiciones innegociables, la primera el abandono definitivo de las armas por parte de los terroristas y la segunda el mantenimiento, en todo momento, de una postura común de todas las fuerzas políticas legales y democráticas. Dicho esto, es evidente que no es momento de negociar y, si bien tengo muy claro que en esta historia los malos son los que pegan los tiros, para la historia de España quedará el espectáculo a mi entender dantesco, vergonzoso y lamentable de los políticos que hemos votado (lástima que los hayamos votado y no botado...): patético Zapatero intentando lo imposible para ponerse una medalla, patético Rajoy a la gallega con una mano dando y con otra quitando...el acuerdo entre ambos es imposible porque ambos son dos figuras de hojalata que uno no acaba muy bien de entender como están donde están... Pero ahí están y son ellos, con las correspondientes zancadillas de los partidos minoritarios, los responsables de gestionar este país....

Seguramente no tengo una idea clara de cómo de grave es la situación que vivimos ni lo que nos pueda deparar el futuro, es la suerte que tenemos los que logramos mantener nuestro puesto de trabajo, pagar nuestra hipoteca y hasta ahorrar lo suficiente para poder irnos de vacaciones, supongo que seguimos subidos al tren de la "properidad" y la crisis la sentimos sólo en la piel y no en el alma como otros... Me preocupan los problemas que tenemos tanto a nivel económico como social pero me preocupa mucho más no ver en las posiciones claves a las personas clave...a las más y mejor capacitadas para dirigirnos... porque esa ausencia de sabiduría, inteligencia y capacidad de gestión en la cúpula directiva del país lo que hace es dejar un camino abierto a quienes buscan dinamitar esta sociedad.

Ahora bien...si los mejores no quieren o no pueden ocupar esas posiciones...por algo será...sin duda tenemos mucho que reflexionar individual y colectivamente.

1 comentario:

  1. 100% de acuerdo, Berta. Excelente artículo, te felicito por él!

    Saludos y buen inicio de semana.

    ResponderEliminar