miércoles, 28 de julio de 2010

En Cataluña: por decreto, toros no

La verdad es que no puedo disertar acerca de la prohibición del espectáculo taurino en Cataluña...me surgen tantas y tan variadas preguntas al respecto que no soy capaz de hilar un argumento...:

¿Es posible que con los problemas serios que tenemos en España actualmente: crisis económica, paro, falta de modelo productivo con futuro, más de 4 millones de parados, sistema educativo que hace aguas por todas partes y una estructura autonómica en la que nadie parece encontrarse a gusto; nos dediquemos a utilizar tiempo y presupuesto público en legislar sobre asuntos absolutamente colaterales?

¿Es posible que la profunda irresponsabilidad de la clase política sumada a su enfoque a alcanzar y mantener el poder y no a el trabajo que deberían desarrollar les lleve al punto de utilizar asuntos puramente culturales como son las corridas de toros única y exclusivamente para servir a sus fines, sin pararse a pensar en las consecuencias de sus decisiones?

¿Es posible que los partidos nacionalistas asuman que toda su masa de votantes es independentista?

¿Es posible que desde la transición hasta ahora PSOE y PP se hallan dedicado a alimentar la deriva nacionalista dando legislatura tras legislatura más cancha a los partidos nacionalistas en aras de obtener y mantener el poder?

Pero las dudas que más me preocupan no son estas sino estas otras:

¿es posible que los ciudadanos, por nuestra propia pasividad y desinterés en algunos casos y facilidad para ser manipulados en otros nos merezcamos los políticos que tenemos?

¿es realmente posible que estemos observando este espectáculo dantesco de corrupción, utilización de influencias, manipulación, pseudoacuerdos no firmados entre políticos....sin que se nos despeine un pelo de la cabeza?

Lo único que no me pregunto es si realmente esta prohibición surge como una defensa de los toros o un rechazo a España...en este punto lo tengo claro...y aviso a navegantes: estamos permitiendo cada día más que la ley interfiera sobre nuestra propia libertad...no soy defensora de la libertad como derecho absoluto, mantengo que la libertad de uno termina donde empieza la del vecino y que la única forma de hacer convivir la libertad de todos es utilizar mucho y bien el respeto...entiendo que para asegurar esa convivencia pacífica sea necesaria una legislación...pero si engordamos más de la cuenta esta necesaria legislación acabaremos por dinamitar la libertad...

Una reflexión para terminar...y conste que es sólo mi opinión: que los árboles no nos impidan ver el bosque...el punto de divergencia y tensión al que ha llegado España hoy es responsabilidad directa de los gobiernos democráticos posteriores a la transición: la transición tiene sus luces y sus sombras como no podía ser de otro modo y su mayor sombra es el sistema electoral que gestó...pero el momento en que se hizo, las circunstancias en que vivíamos entoces no daban para más... pero los gobiernos posteriores, y señalo directamete a Felipe González y Jose Mª Aznar como cabezas de los mismos, alimentaron las sombras de la transición: en lugar de trabajar con un enfoque nacional manteniendo a los partidos nacionalistas en el reducto real que por sus votos les correspondía, lo que hicieron fue alimentarlos año tras año con el único objetivo de utilizarlos como llave para alcanzar el poder...y los muy ilusos pensarían que eso es lo que hacían...utilizarlos cuando en realidad lo que estaban es alimentándolos y concediéndoles más y más parcelas de poder con cada cesión de competencias que firmaban. Y Zapatero...su capacidad de alimentar a los nacionalistas catalanes parece no tener límites...

El gobierno de España tiene que ser eso, gobierno de España y por lo tanto los nacionalistas, con nulo enfoque global de país, no deben pertenecer a él....otra cosa es la necesaria representatividad de todos en el parlamento de la nación...pero para eso está el Senado y las reuniones de presidentes autonómicos con el gobierno central...

Reitero que esto es sólo mi opinión, la opinión de una gallega a la que no le gustan nada las corridas de toros y sí su cultura bilingue...

No hay comentarios:

Publicar un comentario