viernes, 28 de mayo de 2010

¿QUÉ SON LOS SINDICATOS HOY?

Recapitulemos...hace ya tiempo que venimos hablando de los sindicatos, primero por sus silencios y ahora por sus voces...habría que hablar de un antes y un después del #tijeretazo del gobierno de Zapatero:

Antes del #tijeretazo los sindicatos estaban ausentes, discretos, callados...según ellos mismos decían, porque los derechos de los trabajadores no se estaban viendo mermados por decisiones gubernamentales y, según opiniones más críticas, porque lo que no se estaba viendo mermado eran sus subvenciones ni su status frente a la patronal por ninguna decisión ni acción gubernamental.

Después del #tijeretazo oigo la palabra huelga un día sí y otro también en boca de los dirigentes sindicales y las opiniones críticas se asombran con sarcasmo del despertar sindical...

Visto todo esto la primera idea que me viene a la cabeza es: irresponsabilidad... ¡tremedos irresponsables, caramba!

En primer lugar, en plena crisis con el paro multiplicándose cual gremling pasado por agua, el índice de producción industrial (IPI) en caída libre y el producto interior bruto (PIB) rodando y cuesta abajo los sindicatos se mantenían al margen porque nadie había tomado ninguna medida que mermase los derechos de los trabajadores...y yo me pregunto ¿no debería ser el trabajo en sí mismo el primer y básico derecho? ¿o tenemos que conformarnos con subsidios? los subsidios no son más que parches para sobrevivir, son gasto sin retorno, sin beneficio real más que retrasar un problema de corto a medio plazo; necesarios, sin duda pero no podemos quedarnos ahí, no podemos conformarnos con eso; imaginaos que tenéis un hijo de 30 años sin ingresos propios...por supuesto que lo acogeríais en casa y comería en vuestra mesa pero ¿os conformaríais con eso? ¿no os sentaríais con el a analizar su situación y trazar un plan con el objetivo de que llegara a tener sus propios ingresos? Ahora que están tan de moda los coches sin rueda de repuesto, con ese estupendo kit resuelve-pinchazo...hay que poner el parche sí...pero no intentes recorrer más kilómetros de los recomendados antes de arreglar la rueda... No deben verlo así los sindicatos pues en ningún momento les oigo hablar de la necesidad de adecuar la formación de los trabajadores a las necesidades del mercado, por ejemplo...

Ahora que parece que le vamos viendo las orejas al lobo y se avecinan recortes, empezamos a oir rozar de espadas en las filas sindicales y no deja de asombrarme como consideran más grave que a los empleados públicos y pensionistas se les congele o incluso reduza el sueldo que el hecho de que haya cuatro millones y medio de personas que no tienen sueldo...son parados, o no tienen nada o únicamente un subsidio que eso es el paro, un subsidio.

Me pregunto dónde ha quedado, ya no la responsabilidad, que también, sino el sentido común...la abuela sabia, mi abuela sabia solía decir aquello de que si a la empresa le va bien a tí te irá bien sino... Si echamos estas gotas de sentido común en la pócima que es nuestro mercado laboral nos daremos cuenta de que no se trata de montar una batalla campal empresarios y trabajadores frente a frente...tenemos un objetivo común, todos queremos que la empresa en la que trabajamos, ya sea como empresarios, directivos o empleados de a pie vaya bien y, a partir de ahí, hablamos de lo que corresponde a cada cual, de los beneficios que este quiere o aquel merece, etc... Pero no es eso lo que defienden los sindicatos, se jactan de defender a los trabajadores contra viento y marea: pues bien para empezar eso es mentira porque en todo caso defienden a sus acólitos que son por cierto pocos...y en segundo lugar porque ¿de qué me sirve un representante sindical que lucha por mis derechos en una empresa que se hunde? ¿qué hago con mis derechos, impolutos, eso sí, en una empresa quebrada?

Sin ánimo de despistarme demasiado del asunto de este post, permitidme una reflexión: se hablaba no hace mucho del capitalismo salvaje...creo que estamos ya en la era de los hooligans, tanto a nivel político como empresarial cada cual se abraza a su bandera y ¡hasta la muerte! no somos capaces de entender al otro porque no somos ni tan siquiera capaces de escucharlo, porque nuestros intereses particulares, partidistas, empresariales, sindicalistas o del color que sean, están por encima de todo, incluso por encima del criterio y del sentido común...no os digo nada de la responsabilidad...

Leyendo la noticia de los 9 trabajadores chinos de la fábrica de los famosos IPad que se han suicidado en estos días, me ha dado por recordar los inicios de la actividad sindical...allá por la Revolución industrial en Inglaterra: había entonces pocos derechos por defender, en realidad ninguno, y muchos por los que luchar...como probablemente ocurre ahora en los mercados emergentes pero ¿y en los mercados ya emergidos y sumergidos en la crisis? los objetivos son obligatoriamente distintos pero el sentido y el ser de los sindicatos parece haber permanecido inalterable...

Entiendo y defiendo la necesidad de la existencia de los sindicatos...pero no, rotundamente no, con el fondo y la forma que tienen actualmente...necesitamos unos sindicatos que entiendan que ofrecer a sus afiliados un mercado laboral sano, con trabajo para todos, con buen nivel salarial, con buenas políticas de flexibilidad y conciliación laboral, con beneficios extra-salariales........pasa obligatoriamente por dos cosas: la primera empresarios y empresas prósperos y la segunda trabajadores adecuadamente formados para tener cabida y campo de desarrollo en esas empresas prósperas. Cuando tengamos esas dos cosas será el momento de hablar de otras mil pero entretanto...será todo hablar por no callar, guiños a la galería, alardes absurdos y pérdida de más y más tiempo...y dinero.

El colmo del esperpento lo viví en primera persona...: elecciones sindicales, concurren dos listas...hasta ahí nada reseñable...hasta que dos o tres días antes de la votación recibimos una circular de una de las listas defendiéndose de supuestas acusaciones de la lista contraria, la esencial "haber sido animados por la empresa a presenarse y ser por tanto más adeptos a la empresa que a los trabajadores", poco después recibimos otra circular...esta vez de la parte contraria...reiterando las acusaciones y regalando un bolígrafo...Por supuesto no he votado tamaño despropósito, no puedo tomarme en serio a estos personajes más preocupados de su lucha intersindical que de los trabajadores a los que supuestamente representan.

Cierro este post respondiendo en primera persona la pregunta que lo titula ¿qué son los sindicatos hoy? para mí son un lastre más entre tantos otros...Hace ya un tiempo que Toyota puso de moda el concepto "lean", desconozco si en origen fue así como lo llamaron pero así al menos es cómo me ha llegado a mí, consiste en algo bien sencillo: analizar los procesos de trabajo y "adelgazarlos", "aligerarlos", eliminando todo lo innecesario y buscando siempre la mejor manera de hacer las cosas...No me diréis que nuestra "cosa pública" no necesita un "lean"...

No hay comentarios:

Publicar un comentario