sábado, 17 de abril de 2010

NETWORKING Y TELEVISIÓN V

Hasta la fecha he puesto especial cuidado en no leer nada referente al programa Twision de Veo7 de la semana en curso antes de escribir un post exponiendo mi opinión al respecto...y además siempre lo he hecho después de ver y twittear el programa en directo. Os anticipo que en esta ocasión no ha sido así...ha sido totalmente al contrario: he visto Twision en diferido, sin Twitter, he leído la etiqueta #veo7 e incluso algún blog, el de @gerineldo en concreto, comentando el programa. Por todo esto no pensaba escribir sobre Twision esta semana pero resulta que tengo algunas ideas pululando por mi cabeza que me gustaría compartir con vosotros:

El primer e ineludible punto es el horario: el hecho de que a mí el horario me venga tan mal que no pueda ver el programa en directo no es reseñable más que para mi, que tan mal como a mi le vaya a quienes tienen peques, teniendo en cuenta que la mayoría encajarían en la definición de "twittero standard" y que el "twittero standar" forma parte del público objetivo de Twision, ya suena un poco más importante... Claro que el twittero standard es un hombre...aquí lo dejo que me despisto y acabo hablando de la mal llamada y peor entendida "igualdad" en lugar de televisión... Además intuyo que en este punto importa muy poco lo diga nadie...serán los datos de audiencia quienes acaben definiendo cual es el hueco de Twision.

Tras ejercitar un recurso tan español como el de la pataleta, voy al meollo de la cuestión: Twision IV

Al terminar el programa las ideas que asaltaron desordenadamente mi cabeza fueron las siguientes: divertido, interactivo, improvisado, desordenado, pero cuidado con las bromas, cuidado con los gadgets...pero qué divertido!!

Algún despiste, el recorte de contenido sobre la marcha y el mal encaje del tiempo del programa causó sensación de desorden e improvisación. No se si el problema estuvo en un cálculo de tiempos erroneos o más bien en la dichosa pauta publicitaria con Antena3 pero el caso es que en esta ocasión ni las tablas de Melchor Miralles pudieron evitar la sensación de caos. Ahora bien, la sensación de caos tampoco pudo evitar el divertimento...y es que hubo varios momentos estelares... (el pañito del Ipad, Melchor Mira-yeswecan, la cara de twittero standard pidiendo un guión para el próximo programa...)

Por otra parte, hay un par de cosas que me gustan de Twision pero que llevan aparejado un riesgo:

La complicidad entre los presentadores, colaboradores e incluso invitados...es fantástica pero hay que cuidar no caer en el colegueo o en transmitir la sensación de "bromas privadas" o que sólo unos cuantos o quienes están en Twitter pueden entender... No digo que esto esté ocurriendo pero podría ocurrir con cierta facilidad y lo que puede ser, en un momento dado, un guiño a los twitteros, puede acabar convirtiéndose en un momento zapping...

La sección del buscador de gadgets: seguro que hay mil cosas curiosas que presentar y el buscador de gadgets ya ha demostrado que le sobra simpatía para hacerlo con gracia...pero cuidado y no acabe por parecer que la teletienda se ha colado en Twision; aunque ya os digo que para mí @gonzalocolomer más que el de http://www.yoquierounodeesos.com/ es el del pañito del Ipad...

Otras cositas reseñables:

Me gustó el análisis de los usuarios de Twitter y estoy con @martasimonet en eso de que faltan mujeres en twitter (un 31% es poca cosa...) pero reivindicar el rosa...mira que me gustan los colores, no soy para nada en blanco y negro...pero el rosa... como diría mi peque ¡rrrrrojo, veide, asul, amillo, nansa....!!

Lo de Cascos...pues en el tono desenfadado y divertido que llevaba el programa sonó extraño o al menos fuera de lugar; escribí en una ocasión que no era extraño que se hablase de política en Twision puesto que bajo la etiqueta #veo7 se habla mucho de política pero tengo que reconocer que en esta ocasión incluso a mí me extrañó la exclusiva sobre el regreso de Cascos a la política y acabé por pensar que la política no ligaba bien con Twision.

Del invitado no digo nada...la sección, en esta ocasión, de @cosechadel66 sufrió un importante recorte...tanto, que el próximo viernes estará de nuevo en el programa para contarnos algunas de las muchas cosas interesantes que tiene que decir, aunque para mí ya dijo una muy muy importante: los gurús no comparten (eso si asumimos como cierta la premisa de que existen...añadiría alguno...porque si no existiesen los gurús ¿qué son entonces aquellos que, en Twitter, no sólo no comparten su verdadera sabiduría sino que además lanzan mensajes unas veces publicitarios, otras vacíos de contenido y apenas responden a quienes les hablan? ¿son trolls?).

Mención aparte merece la entrevista a @perezreverte a través de twitter, sus respuestas no me defraudaron en absoluto, estuvo provocador, directo, irónico...hasta de un simple twit escrito por él emana su profundo conocimiento y genial uso del castellano; es de los tipos que no dejan indiferente a nadie y sus libros son de esos que, una vez los empiezas, no puedes evitar devorarlos porque, quien los escribe, es un gran contador de historias con mucha vida vivida, leída y estudiada a sus espaldas y, me repito, con un manejo exquisito del castellano.

En resumen, me sigue gustando Twision pero creo que queda mucho camino por recorrer y espero que los peregrinos twi-visionarios que han abierto una nueva ruta televisiva no desistan y decidan a volver a caminos menos agrestes; dicen que ningún camino fácil te lleva a un lugar al que merezca la pena ir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario