domingo, 28 de marzo de 2010

LA IGUALDAD O LA ALIENACIÓN DEL INDIVIDUO


Es curioso como puede cambiar nuestra perspectiva sobre las cosas: hasta hace no mucho creía realmente que las ideologías se diluían en la economía de mercado en que vivimos y que sólo se alimentaban desde reductos políticos con aspiraciones totalitarias. Pero últimamente veo que no es así...detrás de muchas acciones de los políticos, que a veces nos cuesta ya no compartir sino simplemente entender, se esconde una carga brutal de ideología; y digo brutal porque es algo así como publicidad subliminal, un intento de manipulación destinada a alcazar el control sobre la aborregada masa...

Al principio lo de la igualdad me pareció bien, luego empezó a incomodarme porque me daba la sensación de que el saco de la igualdad era un cajón desastre en el que cabía todo y ahora no se si me asusta o me cabrea profundamente...supongo que una mezcla de ambas cosas.

Seguimos en nuestro camino de la universalización de derechos y la igualdad no iba a ser menos...lo curioso es que igualdad así dicho, sin más, como ya hemos comentado en posts anteriores, no sólo significa poco sino que no tiene por qué significar nada bueno...y además es simple y llanamente mentira.

La igualdad no existe ni existirá jamás porque los seres humanos no somos iguales, confundimos una y otra vez los conceptos y los liamos tanto que al final hasta parecen tener sentido y tenemos un Ministerio de Igualdad desde el que hablamos del aborto, de la violencia de género....y organizamos conferencias mundiales en aras de la igualdad de la mujer en África o en países de cultura islámica nada menos...Y me parece que el mundo se ha vuelto loco...

Cuando un hombre agrede a una mujer ¿es cuestión de igualdad? 
Cuando una sociedad encierra a una mujer en un burka ¿es cuestión de igualdad?
Cuando un grupo de personas, sin ningún tipo de recriminación social, se cree con derecho a apalear a una mujer hasta morir ¿es cuestión de igualdad?
Cuando alguien, con el parabién social, se cree con derecho de realizar una ablación a una niña ¿es cuestión de igualdad?

Si a todo esto respondemos que sí podemos apalear hombres o ponerles un burka y tendremos una sociedad igualitaria...Para mí la respuesta a todas estas preguntas y otras muchas similares es rotundamente NO, no es una cuestión de igualdad, es una cuestión de respeto, respeto en primer lugar a las personas y en segundo lugar a la diferencia en el más amplio sentido de la palabra, diferencia de género, de pensamiento, de religión, de ideología, de....lo que queráis.

Esto de la igualdad es una cuestión ideológica, va más allá de hombres y mujeres...hablamos de igualdad de derechos y obligaciones pero hasta esto tiene mucho de falacia ¿recordais la parábola de los talentos? bien es cierto que ninguno de los tres siervos sufre una hecatombe empresarial pero pensemos que es una parábola, va más a la actitud del individuo que a sus acciones; y ahí es a donde voy yo también....somos individuos diferentes, con actitudes diferentes ante la vida y cualquier intento por igualarnos no es otra cosa que intentar alienar al individuo. Tenemos la igualdad legal que nos confiere nuestra Constitución y todo lo demás es teorizar sobre la nada: cada uno nacemos en unas circunstancias, en una familia, en un lugar, con unas capacidades....y es ya responsabilidad de cada cual lo que haga con todo ello ¿igualdad de oportunidades? hablemos de accesibilidad a la educación, a la formación, a la cultura, ¡a internet! pero hablar de igualdad es absurdo... Esto es por una parte, el "yo y mis circunstancias" que decía Ortega y Gasset....y por otra parte, el "no puede ganar lo mismo uno que trabaja duro que un vago" que decía mi abuela, defensora a ultranza del esfuerzo, de la independencia de la mujer y de sus diferencias con el hombre...

Siento un profundo rechazo hacia la discriminación pero la igualdad no me dice nada, es un concepto vacío de contenido que cada cual llena según le parece...me gustan las personas con sus grandezas y sus miserias y sobre todo, con sus diferencias.

3 comentarios:

  1. Hola Berta,

    Como tantos otros problemas de nuestra sociedad, creo que la desigualdad es fruto de la incultura en el sentido más amplio.

    Un jardinero sabe que las malas hierbas deben arrancarse de raíz. Y siguiendo el símil, lo que hay que mejorar es la formación en humanidades: historia, filosofía, sociología, filología, ética, etc.

    Del conocimiento del ser humano nace el respeto al prójimo.

    Te lo digo yo, que soy ingeniero :)

    Alejandro

    ResponderEliminar
  2. Hola Alejandro, no puedo estar más deacuerdo contigo... Dices que debemos mejorar la formación en humanidades...la realidad es que el área de humanidades debería ser parte del currículo educativo de todos los estudios y carreras...La espealización es importante...pero no tanto como para olvidar lo que somos: seres humanos

    ResponderEliminar
  3. Comparto lo que escribes. La igualdad es la mayor de las injusticias porque minusvalora el esfuerzo y el mérito.

    Para mi no hay diferencia entre la mujer y el hombre; pero todos y cada uno de nosotros somos diferentes.

    ResponderEliminar