domingo, 7 de febrero de 2010

JASP versus NI-NI

Oigo hablar una y otra vez de la generación NI-NI, ni estudian ni trabajan.......y recuerdo no hace tanto, cuando a mi generación se la denominó JASP, jóvenes aunque sobradamente preparados...aquellas siglas llegaron a utilizarse de forma despectiva, ser un JASP era ser un eterno estudiante que sabía de todo excepto de hacer algo, faltaba experiencia.

No va tanto tiempo de los JASP a los NI NI, entorno a 15 años. ¿Qué hemos hecho en este tiempo? parecía que teníamos claro cual era el problema, la falta de experiencia y en cambio nos encontramos ahora con una generación que tiene la misma carencia y otra más, no están preparados.

Los NI NI y los casi NI NI (igual que entre los JASP los había no tan preparados entre los NI NI los hay no tan poco preparados...) son los hijos del fracaso escolar, de unas políticas educativas pésimas gracias a las cuales, sin saber muy bien como, cada nueva generación sabe menos que la anterior.

Me siento como una vieja hablando en estos términos, parezco la típica abuela ya con la mente un tando perdida ¡esto en mis tiempos no pasaba! pero la realidad es que os puedo asegurar, por mi propia experiencia, que esto hace más de 10 años que se veía venir. Dejadme que os lo cuente:

Corría el curso 98/99, como os decía, hace más de 10 años. La carrera terminada y matriculada ya en el curso de Secretariado Bilingüe y Comercial (eso hacíamos la generación JASP, carrera, curso, master.....) porque no veía nada claro eso de dedicarme a la enseñanza.....pero mi madre, como toda madre protectora de sus polluelos, lo veía clarísimo: ¡hazte el CAP (Curso de Aptitud Psicopedagógica)! y prepara la oposición! funcionaria! las vacaciones de los profesores...! Total, como a los JASP no se nos ponía nada por delante en cuanto a lo que estudios se refiere, simuntaneé el curso de Secretariado (por las mañanas) y el CAP (por las tardes). Y llegó el momento estelar, el estreno de la profe de inglés ante el público más exigente, un grupo de alumnos, dicho de otro modo, las prácticas.

Me asignaron una tutora en un instituto del centro de Coruña, nada de barrio deprimido, ni con alumnos de integración, ni leches....un barrio bien. Y allí llego yo a hacerme cargo de mi grupo de 3º de BUP del nocturno...Mi tutora rellenó los papeles, me llevó al aula y dijo: esta es Berta, ella será vuestra profesora las próximas clases, abrió la puerta y se marchó. No recuerdo haber vuelto a verla, salvo para recoger mis papeles el último día de mis prácticas. Recuerdo bien su nombre, pero no lo daré por aquello de que esto no es una denuncia personal, sólo explicar con un ejemplo práctico y real por qué estamos como estamos...

Ilusa de mí, pensaba que en un curso del nocturno habría gente que está trabajando durante el día y que realmente, si hacían el esfuerzo de estar allí, era porque querían aprender...la inocencia de los veintitantos...qué quereís que os diga...... Allí el que no estaba trasteando con el móvil (ya habían aterrizado en nuestras vidas...) estaba de charla con el vecino... ya habían aterrizado también las maravillosas reformas educativas por las cuales no podías mandar a nadie al pasillo sino directo al despacho del director......y esa sí fue una de las pocas cosas que me enseño mi tutora ¡ni se me pasase por la mente hacer tal cosa!. Así que hice lo único que podía hacer: detectar en el aula a quienes realmente quería aprender y dedicar a ellos mi tiempo ignorando a los demás......sólo era la chica de prácticas... Y lo siguiente que hice fue llevarle el título del CAP a mi orgullosa madre para que lo colgara o hiciera con el lo que le diera la real gana...tenía claro que yo no iba a utilizarlo.

Si alguien me hubiera preguntado, por aquel entonces yo hubiera augurado la llegada de la generación NI NI, y no porque fuera muy lista...era tan obvio!

Es curioso como tengo la sensación de que debo estar formándome continuamente o no tendré nada que aportar en mi trabajo, creo a pies juntillas en aquello de renovarse o morir; no creo que haya que saberlo todo pero sí tener la capacidad y agilidad de aprenderlo llegado el caso, creo que debemos ser resolutivos...

Y en medio de todo esto llegan los NI NI...: yo lo tengo muy claro, la madre del cordero está en dos patas: la educación y los padres:

La Educación: nuestro sistema educativo hace aguas por todas partes ¿no se le ha ocurrido a nadie formar un comité de sabios de verdad que investigue cómo funciona el sistema educativo en los países que mejores resultados obtienen y a continuación proponer una reforma educativa que de verdad funcione? realmente no, ya el mero hecho de hablar de comité de sabios suena a chiste...

Los Padres: ¿seguimos pensando que fomentar la maternidad es dar un cheque de 2500 euros y fomentar la conciliación es sacar una ley que dice que tienes derecho a ella? Si queremos tener futuro tenemos que tener tras nosotros a unas generaciones que puedan garantizarlo, cuidar, educar y formar a nuestros hijos debería ser una prioridad social...pero lo que ocurre actualmente es que en cuanto dices que estás embarazada te caes de la lista, tu carrera profesional llega hasta donde hayas llegado antes del embarazo...a no ser que la baja maternal sea solo un lapsus de tiempo y a tu regreso sigas trabajando de 9 a 9 eso sí, con la foto de tu hijo junto al portátil, ese hijo al que está criando tu madre o la persona que hayas contratado para ello...

Y luego llegarán los NI NI, y que no se puedan pagar las pensiones, y que haya más de 4 millones de parados y........de aquellos polvos estos lodos....

Mi pregunta de hoy lleva implícito un reto: dado que la generaciones responsables de arreglar este entuerto son la generación JASP y colindantes...¿demostraremos que de verdad estamos preparados y seremos capaces de reconducir la situación o nos comerá la mierda, con perdón, y demostraremos que lo único que nos separa de los NI NI es que nosotros somos conscientes de nuestra propia ignorancia y ellos ni tan siquiera eso?

No hay comentarios:

Publicar un comentario